Este martes 25 de julio, Barcelona revivirá con una gran fiesta popular uno de los capítulos fundamentales de su historia reciente, que modificó el ADN de la ciudad y la transformó en lo que ahora es. Ese mismo día, pero 25 años atrás, todos los ojos del mundo se posaban en el Estadi Olímpic de Montjuïc. Desde allí, Barcelona saludaba al mundo con un "Hola" orquestado por La Fura dels Baus y recitado al unísono por los asistentes a la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992, para los barceloneses, los mejores de la historia.

Si preguntas a un barcelonés qué hacía la noche en la que se inauguraron los Juegos Olímpicos o el día en el que Juan Antonio Samaranch anunciaba con la frase "À la ville de Barcelona" la designación de su ciudad natal como la sede de los juegos del 92 lo recordará. Pero ya existe una generación de ciudadanos menor de 25 años que  no lo vivió. El Ajuntament, con los actos populares y gratuítos previstos para el día 25, quiere acercar la magia de aquellos días a los más jóvenes así como hacer revivir a los más mayores aquellos momentos.

En la celebración masiva en la Plaça de Catalunya actuarán Los Manolos, al igual que hicieran en el Estadi Olímpic en la clausura de los juegos del 92

Por todo ello, la fiesta ciudadana se apoyará sobre tres ejes. Por una parte, en la organización de actividades para 1.500 niños en la explanada de la Anella Olímpica y en el Estadi Olímpic de Montjuïc. Por otra, en la recepción a autoridades que hicieron posible los Juegos en el Palauet Albéniz (deportistas olímpicos y paralímpicos, miembros del Comité Olímpico Nacional y del Internacional y del Paralímpico, con sus presidentes a la cabeza).

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, presidirá el acto institucional, a partir de las 20 horas, al que está invitado el rey Felipe VI, que fue abanderado del equipo olímpico español en Barcelona y participó en la competición de vela.

Y finalmente, una celebración masiva en la Plaça de Catalunya en la que actuarán Los Manolos, al igual que hicieron en la ceremonia de clausura del 92 y en la que el tirador con arco Antonio Rebollo simulará el ya mítico encendido con flecha del pebetero olímpico, el cual se prenderá realmente en el Estadi Olímpic a partir de las 21.45 horas.

La llama olímpica la pasearán por los puntos más emblemáticos de la ciudad personalidades, periodistas, ciudadanos y relevistas olímpicos, como los deportistas Juan Antonio San Epifanio Epi, Nacho Solozábal o la atleta paralímpica Teresa Perales, última relevista junto a Epi.

A la fiesta olímpica en Plaça de Catalunya, que cuenta con un presupuesto de 180.000 euros, se sumará la banda barcelonesa Mambo Jambo. Los actos del día 25 de julio se alargarán hasta las 22.30 horas y como primera relevista también tomará parte la sobrina del ex alcalde de Barcelona en aquellos años, Pasqual Maragall, Elisabeth, que fue medallista en el 92 como parte del equipo femenino de hockey sobre hierba.

La fiesta masiva tendrá la dirección artística del excomponente de La Fura dels Baus, Hansel Cereza, compañía que le dio forma y personalidad artística a la apertura y la clausura de estos juegos para la historia colectiva de los barceloneses.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.