Santi Vila (Archivo)
El conseller Santi Vila. Europa Press

El hasta ahora conseller de Cultura, Santi Vila, ha tomado posesión este lunes de la cartera de Empresa y Conocimiento ante el presidente Carles Puigdemont y el Govern en pleno.

Puigdemont ha agradecido la aceptación del cargo por parte de Vila y ha destacado los servicios prestados a Baiget en un día que "no es fácil", por su cese en el cargo tras sus declaraciones sobre el referéndum.

Le ha agradecido su honestidad, trabajo y rigor al frente del departamento de Empresa y su "labor, honorabilidad, dedicación y lealtad".

En un breve discurso tras la toma de posesión de Santi Vila como sucesor, Puigdemont ha afirmado ante el ya exconseller: "Te quiero agradecer especialmente. Sé que no es un día de felicidad, no es un día de alegría. Es una decisión que como sabes no es fácil".

Puigdemont ha agradecido los servicios prestados por Baiget, no solo en el año y medio que ha estado como conseller de Empresa, sino por toda su etapa anterior de "servicio a la institución" --antes de ser conseller de Puigdemont fue secretario del Govern de Artur Mas--.

Se ha mostrado convencido de que deja una "herencia" que recoge Vila para conseguir que empresas, universidades, centros de investigación y comercio tengan la "posibilidad de explorar al máximo sus potencialidades".

Tras el discurso, Puigdemont se ha dirigido a saludar al exconseller y después el resto de titulares de departamento de la Generalitat han hecho lo mismo.

El nuevo Ejecutivo al completo se ha fotografiado y después ha empezado su reunión semanal en el Palau de la Generalitat.

Vila constata un momento "muy grave" en que se debe obedecer a Puigdemont

Vila ha constatado el actual momento "muy grave y muy difícil" en relación al proceso soberanista en el que solo se puede estar a las órdenes del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y atender las responsabilidades que encomiende a sus consellers.

En una entrevista de Rac 1, Vila se ha pronunciado así sobre el cese de su antecesor, Jordi Baiget, por haber puesto en duda el referéndum, y ha lamentado lo ocurrido, una situación terrible, en sus palabras: "Esta es una legislatura extraordinaria y hay un bien superior que justifica y da sentido a todas las decisiones que se toman".

"Esto es muy desagradable en el terreno personal para la persona que ve retirada su confianza o se siente con la necesidad de dimitir, y para el proceso cuando menos tensiones y turbulencias tengamos más solidez manifestará el Govern y más confianza inspirará", ha argumentado.

Ha considerado que no es un castigo sino una pérdida de confianza, y ha añadido que hubo mucha presión de la opinión pública y de las redes sociales, además de que la CUP pidió el cese del conseller: "El momento es muy difícil y tenso y el ruido y ambiente condiciona mucho".

Vila ha destacado su relación de amistad con Puigdemont y ha opinado que en el momento actual conviene que el presidente esté rodeado "de personas que le quieren bien a él y a los ciudadanos de Catalunya".

Desconoce quién será el nuevo conseller de Cultura y ha resaltado que el único motivo que le llevaría a abandonar el Govern sería ideológico pero no por amenazas o la dinámica agresiva del Estado, según sus palabras.

Sobre si hay otros consellers que piensan como Baiget, ha afirmado: "Me consta que todos los consellers del PDeCAT y de ERC estamos conjurados con actuar con el rigor posible y ayudar al presidente a acertar con sus decisiones".

"Tener miedo y dudas es legítimo, lo que no es legítimo cuando se tienen responsabilidades es dejarse ganar por el miedo", ha añadido.

Vila ha rechazado las palabras de Homs acerca del cese de BaigetRespecto a las críticas del exconseller Francesc Homs al cese, afirmando estar 'hasta los huevos', ha considerado que "no ayudan este tipo de opiniones" aunque las decisiones son libres.

Sobre las declaraciones del secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, que ha tachado en una entrevista a Puigdemont de fascista, Santi Vila, el estado español debe ser de los pocos del continente europeo "en que las prácticas fascistas forman parte de la vida cotidiana". 

Respecto a las cifras del paro, como nuevo conseller de Empresa ha destacado que el número de parados en Catalunya haya bajado en 18.102 personas en junio, con lo que Catalunya es una economía "dinámica" y tiene capacidad de crear riqueza.

Ha señalado que uno de los retos como gobierno es garantizar que la economía y la sociedad no perciben ninguna consecuencia negativa del conflicto político y ha confiado en ser capaces de que la nueva ocupación no sea frágil y estacional.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.