Índice de Ánimo Ciudadano
'20minutos' publica la cuarta ola de 'Ulises', de verano de 2017. PEDRO PERLES

Los españoles mantienen casi en el aprobado su estado de ánimo, aunque consideran que en este curso que ahora termina el optimismo ha evolucionado mejor en el conjunto de la sociedad, como colectivo, que en ellos mismos, como individuos. En todo caso, y a pesar de que las cifras aún son bastante discretas, sí están más satisfechos que hace nueve meses con la marcha general de la economía y también con la política.

Son las conclusiones más relevantes que ofrece el Índice de Ánimo Ciudadano (IAC) en la cuarta ola de Ulises, el estudio sociológico de 20minutos elaborado por la empresa demoscópica MyWord.

Así, el indicador se sitúa este verano en 48 puntos, en una escala de 0 a 100, un dato prácticamente igual al de la ola anterior (48,1), de primavera de 2017, y con una diferencia de 1,1 puntos (46,9 puntos) respecto a la primera ola –otoño de 2016– y de 0,3 puntos (47,7 puntos) respecto a la segunda –invierno de 2016–. La tendencia al alza que había experimentado hasta la pasada primavera, por tanto, ha echado el freno en los últimos tres meses, a las puertas del parón estival.

Las entrevistas para el estudio Ulises se realizaron entre los pasados 8 y 14 de junio, días en los que una ola de solidaridad recorrió España como consecuencia de la trágica muerte del joven Ignacio Echeverría en Londres, a manos de terroristas yihadistas; el Tribunal Constitucional, por su parte, anuló la amnistía fiscal del ministro Cristóbal Montoro; Unidos Podemos llevó al Congreso de los Diputados su fallida moción de censura a Mariano Rajoy; el PSOE inició una nueva etapa tras el regreso de Pedro Sánchez a la secretaría general; y Rafa Nadal se hizo con su décimo Roland Garros.

El IAC, que tiene como objetivo conocer, medir e interpretar el estado de ánimo de la sociedad y su evolución en el tiempo, se compone de tres subíndices, de los que se hace un promedio. Estos son: el Índice de Ánimo Personal o IAP (65,2 puntos en esta ola), el Índice de Ánimo Social o IAS (40,6 puntos) y el Índice de Satisfacción con el País o ISP (38,4 puntos). Ninguno ha variado de forma significativa, ni en relación a la primera entrega ni en relación a la tercera, aunque sí lo han hecho algunos de sus componentes, que desglosamos a continuación.

(Pinchar en el gráfico para ampliar)

Índice de Ánimo Personal (IAP)

El Índice de Ánimo Personal (IAP) es, una vez más, el que obtiene el mejor resultado de los tres (65,2 puntos), aunque en esta ola ha caído ligeramente. Con él los encuestados valoran su situación anímica actual y se calcula haciendo la media aritmética de seis indicadores. Todos, de nuevo, superan el aprobado y el que repite en cabeza es el no sentirse despreciado por los demás (75,74 puntos), aunque sin mostrar síntomas de mejoría.

Por encima de la media se sitúan, asimismo, la confianza en uno mismo (74,19 puntos) y la sensación de sentirse seguro y sin miedo (68,03 puntos); por debajo, el optimismo de cara al futuro (64,31 puntos), el no sentirse desanimado (57,36 puntos) y tener tiempo para hacer cosas con las que se disfruta (51,63 puntos). Ninguno de los seis elementos ha variado significativamente respecto a la primera ola, aunque este último ha aumentado en 2,01 puntos.

Índice de Ánimo Social (IAS)

En cuanto al Índice de Ánimo Social o IAS (40,6 puntos), que refleja el estado de ánimo que los encuestados en Ulises aprecian en la sociedad, sigue con la tendencia ascendente y crece en 1,49 puntos respecto a la primera ola. También está compuesto por seis indicadores, que repiten por debajo de la barrera de los 50 puntos.

En este caso, no obstante, hay dos atributos cuya evolución sí es destacable. Uno de ellos es la percepción de un estado de ánimo optimista en la sociedad (43,99 puntos), que ha crecido nada menos que cinco puntos en total desde la primera ola y ha mantenido en todo este tiempo una pauta creciente. El otro es la ausencia de desánimo y depresión, primero de la tabla (44,93 puntos) y que ha subido 3,28 puntos. Los dos contribuyen a que el IAS aumente.

Por debajo de la media del índice están: una sociedad que no desprecia al diferente (39,68 puntos); la confianza interpersonal (39,25 puntos); la sensación de seguridad y ausencia de miedo (38 puntos); y tener tiempo para disfrutar (37,45 puntos).  

Índice de Satisfacción con el país (ISP)

Por último, el Índice de Satisfacción con el país o ISP (38,4 puntos) todavía se le resiste a los españoles: se ha estabilizado y continúa por debajo de los 40 puntos.

Entre los 12 atributos que lo componen destaca, con holgura, la alegría que proporcionan los logros en el deporte de élite. No solo ha crecido 3,82 puntos desde la primera ola, sino que solo en esta última ha subido tres puntos. Pocos días antes de la realización de la encuesta, el Real Madrid se proclamó vencedor de la Champions League, tras hacerlo de la Liga; durante el estudio, además, el tenista Rafa Nadal logró su décima copa en el Roland Garros de París.

Otro detalle: el grado de satisfacción de los encuestados con la economía (29,05 puntos) y la política (16,86 puntos) también mejora significativamente desde otoño de 2016, en concreto, 3,58 y 2,83 puntos, respectivamente, aunque los números todavía son pequeños. El primer indicador avanza 1,12 puntos en los últimos tres meses, mientras que el segundo se mantiene casi igual y, una vez más, ocupa el último lugar y evidencia que la desafección con la política y los políticos se ha agarrado a la sociedad.

*Ficha técnica. Ámbito: nacional. Universo: población española de 18 años y más. Tamaño de la muestra: 1.050 entrevistas calibradas por sexo, edad, índice socieconómico, zona Nielsen y hábitat. En todos los casos, las cuotas se aplican en función de la población general. Error muestral: para un nivel de confianza del 95,5%, del +-3,05%. Trabajo de campo: entrevistas online a partir de un panel (internautas) de captación activa (solo por invitación). Fechas de realización del trabajo de campo: del 8 de junio al 14 de junio de 2017.