Un total de veintidós medios aéreos se han incorporado a primera hora de este viernes a las labores de extinción del incendios forestal iniciado el miércoles por la tarde en Gátova (Valencia), en el parque natural de la Sierra Calderona, y que hasta el jueves había quemado más de 350 hectáreas.

La llegada de los medios aéreos permitirá evaluar cómo ha variado el perímetro desde el jueves, cuando se hizo la última estimación oficial de la zona afectada, en la que durante toda la noche han trabajado cerca de 300 personas, según han indicado fuentes del Centro de Coordinación de Emergencias de la Generalitat.

Las mismas fuentes han precisado que los trabajos de extinción han estado condicionados durante la noche por el cambiante viento de poniente, si bien no se han producido incidencias destacadas.

Anoche se desalojaron de manera preventiva algunas granjas del término de Soneja (Castellón), aunque no hay riesgo para núcleos urbanos por este incendio, que mantiene cortada la carretera CV-25 entre los municipios de Gátova y Altura.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la Comunitat Valenciana, a las 21 horas del jueves entró brisa del mar en la zona del incendio, lo que humedeció el ambiente, que pasó de una humedad del 19% sobre las siete de la tarde al 47% dos horas después.

Sin embargo, el viento volvió a girar a partir de las 22.30 horas y durante toda la noche ha soplado de noroeste, lo que ha supuesto que la humedad, que llegó a ser del 70% en la medianoche, bajara del 40% entre 01:50 y 03:50 horas.

La previsión es que durante toda la mañana siga soplando viento de noroeste, con rachas entre 20 y 30 kilómetros hora en la zona.

Consulta aquí más noticias de Valencia.