Fachada humeante
Imagen que muestra la fachada humeante tras el incendio declarado en la Torre Grenfell en Lancaster West Estate, Londres (Reino Unido) Facundo Arrizabalaga / EFE

La Policía Metropolitana de Londres ha detenido este jueves a un hombre por sospecha de fraude. En concreto, el hombre, de 52 años, acudió a una comisaría asegurando haber perdido a su hijo, a su esposa y todos los bienes en el incendio de la torre Grenfell, que el pasado 14 de junio fue devorada por las llamas.

No obstante, las pesquisas policiales han concluido, basándose en testimonios de vecinos, que su historia es falsa, por lo que se le acusa de haber intentado conseguir la pertinente indemnización por la pérdida de los bienes y de sus familiares y un lugar donde vivir, según informa la BBC. En concreto, no tenía ni esposa ni hijo en el edificio de protección oficial.

El hombre resultó ser de Bromley, un barrio a unos kilómetros al suroeste del lugar de la tragedia. La Policía ha explicado que investigará a "cualquier persona que intente sacar beneficio del sufrimiento de las víctimas".

La misma cadena informó ayer de que el número exacto de víctimas mortales del incendio no se dará a conocer hasta "al menos" final de año, cuando terminen las labores de búsqueda y recuperación de cuerpos.

"Lo que podemos decir es que creemos que unas 80 personas están muertas o desaparecidas, pero debo pensar que están muertas", aseguró. "No quiero que haya víctimas ocultas. Queremos entender el verdadero coste humano de esta tragedia", añadió para explicar por qué llevará tanto tiempo hablar de número exacto de fallecidos.