Aeropuerto de Zaragoza
La tranquilidad vuelve al Aeropuerto de Zaragoza (Foto: Efe)

Una granada de escasa potencia estalló a las 12.01 del viernes en una pista de aterrizaje del aeropuerto civil de Zaragoza. Una llamada anónima en nombre de ETA había anunciado al diario Gara y la Asociación de Ayuda en Carretera DYA un ataque con morteros contra la instalación aeroportuaria. No hubo víctimas, y los daños no han sido importantes.

Según el comunicante, el ataque tendría lugar entre las 12 del mediodía y las 14.00 horas. La llamada se produjo a las 11.05 e inmediatamente se activaron los protocolos de seguridad del aeropuerto. Los vuelos quedaron suspendidos, el recinto fue desalojado y acordonado y las fuerzas de seguridad rastrearon un zona de maleza próxima al Canal Imperial, en las inmediaciones del aeropuerto, para tratar de encontrar el lanzagranadas.

Otra granada que fue lanzada por los terroristas no llegó a explotar. Además, los grupos de desactivación de bombas de la Guardia Civil (TEDAX) desactivaron una tercera.

En el momento de las explosiones sólo había personal del aeropuerto en el edificio, pero no pasajeros, ya que el primer vuelo salía a las 13.00 horas

Belloch dice que ETA "no quiere dialogar"

El alcalde de Zaragoza, Juan Alberto Belloch, opinó que el atentado demuestra que no hay diálogo con el Gobierno y que la banda terrorista "no quiere dialogar".

Según el alcalde de la capital aragonesa y ex ministro de Justicia e Interior, la situación que se está produciendo con la banda demuestra que este Gobierno "es el único que no ha dialogado nunca con ETA".