El Congreso de los Diputados ha aprobado este jueves, con los votos del PP, Ciudadanos, el PNV y PDeCAT, el voto contrario de Unidos Podemos y la polémica abstención del PSOE, el acuerdo de Libre Comercio entre la UE y Canadá, más conocido como CETA.

Los socialistas, que habían apoyado el tratado hasta el regreso de Pedro Sánchez a la Secretaría General del PSOE, han argumentado que el CETA puede ser inconstitucional y avisan de que mantendrán esta misma línea en futuros acuerdos de comercio internacionales si no se aplican nuevas reglas socialdemócratas. Han recibido duras críticas de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y Ciudadanos.

La votación ha quedado así: 179 votos a favor, 79 en contra y 81 abstenciones. ERC y Compromís también se han pronunciado en contra.

El PSOE se ha justificado diciendo que su nueva postura es un "toque de atención" ante el "nuevo marco europeo" que dice que se está abriendo y en el que es necesario "revisar los tratados" con el objetivo de buscar un comercio internacional más justo.

Sin embargo, tanto la vicepresidenta del Gobierno como el presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, han acusado a los socialistas de mantener una posición antieuropeísta que va en contra del progreso.

El PP y Ciudadanos han defendido un tratado que abrirá las puertas a las pymes españolas y podría tener un impacto anual positivo de 12.000 millones de euros en la Unión Europea y de 8.000 millones en Canadá.

"No hay nada menos progresista..."

"No se puede ser equidistante entre más Europa o más populismo, entre más Europa o más Marine Le Pen o más Pablo Iglesias", ha dicho Sáenz de Santamaría, quien ha advertido a los socialistas de que "no hay nada menos progresista que votar contra el progreso y no hay nada más antieuropeísta que votar contra la propia Europa".

La vicepresidenta ha subrayado que el acuerdo comercial ayudará al crecimiento económico en España, la UE y Canadá, un país este último que, ha puntualizado, comparte con España valores y principios comunes como la libertad y la "férrea defensa de la democracia".

Desde Podemos, Pablo Bustinduy ha agradecido al PSOE su cambio de posición pero ha insistido en que la abstención es insuficiente y ha reiterado el reclamo a los socialistas para que ayuden a parar este tratado. Tras criticar las "prisas" de Gobierno y PP por convalidar el tratado, Bustinduy ha insistido en que el CETA es anticonstitucional.

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, se ha servido de un antiguo cartel electoral de Felipe González para recordarle al PSOE su europeísmo y reprocharle así su cambio de posición. Ha advertido de que quienes se oponen al tratado "no confían" en las empresas y productos españoles y al mismo tiempo "temen que los consumidores tengan más oferta".

Rechazada la propuesta sobre la eutanasia

Por otra parte, el Pleno ha rechazado una enmienda a la totalidad de Unidos Podemos a la ley de muerte digna de Ciudadanos, que pedía despenalizar la eutanasia y el suicidio asistido, con lo que continúa adelante la tramitación de la iniciativa de la formación naranja sobre cuidados paliativos.

En la defensa de la enmienda, que ha sido rechazada por 249 votos en contra, 84 a favor y 8 abstenciones, la diputada Sibina Camps ha calificado la proposición de ley de Cs de derechos y garantías de la dignidad de la persona al final de la vida de ser "un vergonzante corta y pega" de distintas leyes autonómicas.
 
Camps ha considerado que lo que retrasa la atención a las personas que demandan cuidados paliativos no es que no exista una ley sino la falta de recursos. Su compañera de bancada Eva García ha señalado que una mejor cobertura en cuidados paliativos "es muy compatible" con el derecho a la eutanasia y ha argumentado que el texto de Cs es "claramente insuficiente en el fondo" y "manifiestamente mejorable en la forma".
 
El diputado de Cs Francisco Igea ha advertido de que Podemos engaña a la Cámara al no decir que en su propuesta incluyen enfermos no terminales y ha acusado a esta formación de ser "una panda de sectarios que no tienen en cuenta el sufrimiento de la gente", una afirmación que ha retirado ante la petición de Camps.

Por el grupo popular, Pilar Cortés ha criticado la "gran incoherencia" de Podemos, que apoyó la toma en consideración de la propuesta de Cs y luego enmendarla en su totalidad "para intentar colar la eutanasia". La diputada socialista Guadalupe Martín ha anunciado la presentación "en unas semanas" de una propuesta para regular la eutanasia y el suicidio asistido y ha pedido a los grupos que apoyen la ley de Ciudadanos.