Ignacio Paredero, presidente de la Federación LGTBi+ de Castilla y León
Ignacio Paredero, presidente de la Federación LGTBi+ de Castilla y León EUROPA PRESS

Los colectivos de lesbianas, gays, transexuales, bisexuales y más (LGTBi+) de Castilla y León han trasladado este miércoles a los distintos grupos políticos representados en las Cortes su preocupación por la "falta de avances" en la Ley de Igualdad Social de la Diversidad Sexual que prepara la Junta, al tiempo que han tachado de "inaceptables" las aportaciones realizadas al texto por organizaciones como Foro de la Familia o HazteOír.

Así lo ha manifestado tras el encuentro el presidente de la Federación LGTBi+ de Castilla y León, Ignacio Paredero, quien ha acusado a la Junta de Castilla y León de incluir en el texto propuestas de grupos próximos a esas asociaciones sin negociar previamente con los colectivos implicados.

"Son grupos que trabajan contra nuestra igualdad", ha lamentado Paredero, tras lo que ha añadido que tal como está el texto no podría contar con su apoyo, si bien ha subrayado que "hay espacio para la negociación".

Entre las incorporaciones que rechazan los colectivos LGTBi+, está la de que el acceso de niños transexuales a los baños de los centros educativos se determine de forma individualizada en lugar de que puedan acceder de modo general al que corresponda con su identidad sexual, a lo cual se sumaría la posibilidad, incluso, de establecer servicios específicos para transexuales, algo que descartan estas asociaciones por considerarlo "un apartheid" de estos menores.

Por otro lado, Paredero ha rechazado que el cambio legal de género de los menores contemple una salvedad en el ámbito sanitario, lo que podría implicar, a su juicio, que alguno se quedara "sin tarjeta sanitaria", como, según ha defendido, ya ha llegado a producirse en casos concretos.

AVANCES

No obstante, el presidente de la Federación LGTBi+ ha destacado los "avances positivos" que también se han producido desde que el pasado mes de diciembre comenzaran a negociar esta ley con la Junta de Castilla y León.

Tras reconocer que "no hay fecha" para la aprobación de la nueva norma, ha explicado que en la reunión de este miércoles, los grupos políticos han admitido ese retraso y han mostrado su intención de votar, entre las propuestas de resolución al Debate de Política General de la Comunidad que concluirá el jueves, una que inste a la Junta a "resolver ya" la tramitación de la ley.

Asimismo, han mostrado su disposición a, en el caso de que la Junta continúe con esta demora, llevar ellos mismos el texto legal al Parlamento autonómico como proposición de ley, según ha trasladado Ignacio Paredero en declaraciones recogidas por Europa Press.

El presidente de la Federación LGTBi+ ha subrayado que el texto original, antes del "error" de contar con "entidades contrarias a la igualdad" de estos colectivos, era similar al que el PP apoyó con su voto en el Parlamento de Extremadura, por lo que no ve "ningún aspecto ideológico" que impida a la Junta su tramitación.

A pesar de un "aumento de las agresiones" a personas LGTBi+ que obliga a "estar alerta", Paredero ha defendido un avance de sus derechos entre la sociedad "imparable" y ha pedido al Gobierno castellanoleonés que impida que esta Comunidad sea la última de España en contar con una norma que garantice la igualdad de estos colectivos -actualmente sólo Castilla y León, Asturias y La Rioja carecen de ella-.

REASIGNACIÓN SEXUAL

Por parte de la asociación de transexuales ATC Rainbow, la cual no ha sido invitada a la reunión, su presidenta, Lunara Santamaría, ha defendido la necesidad de esta ley y ha criticado los problemas que el sistema sanitario de la región plantea a la hora del cambio de sexo o reasignación sexual.

Tras acusar a Sacyl de "querer derribar" el protocolo médico existente al respecto, ha lamentado la cantidad de trámites necesarios que una persona transexual debe cumplir hasta poder cambiar de sexo, incluido un diagnóstico de disforia de género que el colectivo rechaza por no tratarse de una patología. "No estamos enfermos", ha sentenciado Santamaría.

La presidenta de ATC Rainbow ha advertido de que "nadie se cambia de sexo por deporte" y "quien lo piense está loco", después de lo cual ha criticado la "falta de voluntad política" para dotar a la sanidad pública de Castilla y León de una unidad quirúrgica para la reasignación sexual, ya que hasta ahora todos estos pacientes deben pasar por la privada, como ha lamentado.

Por último, Lunara Santamaría ha pedido un protocolo en el ámbito educativo para evitar el acoso a los menores transexuales, sobre lo cual ha defendido la necesidad de esta ley para combatir la LGTBfobia en la Comunidad.

Uno de los casos expuestos en la reunión ha sido el de Ana Cabeza y Gema Segoviano, el primer matrimonio de lesbianas celebrado en Castilla y León, que después de casarse en Segovia, se establecieron en Encinillas, un municipio de 300 habitantes de esta provincia, donde a pesar de "rechazos iniciales", consiguieron el apoyo de sus vecinos hasta el punto de que Cabeza ha llegado a convertirse en teniente de alcalde del municipio.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.