Oficina De La Seguridad Social, Oficinas, Empleo, Desempleo, Desempleado.
Imagen de archivo de la Oficina De La Seguridad Social. EUROPA PRESS

La Seguridad Social registró un superávit de 2.759 millones de euros en los cinco primeros meses del año, cifra que equivale al 0,24% del PIB, según ha informado este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Este saldo positivo registrado hasta mayo es resultado de unos ingresos no financieros de 53.952,3 millones de euros, frente a unos gastos de 51.193,5 millones de euros. En términos de caja, la recaudación líquida del sistema fue de 52.850,3 millones de euros, mientras que los pagos ascendieron a 51.059,1 millones de euros.

Del volumen total de derechos reconocidos, el 91,32% corresponde a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 8,68% restante a las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social. En cuanto a las obligaciones, el 93,73% ha sido reconocido por las entidades gestoras y el 6,27% por las mutuas.

Los ingresos por cotizaciones suben más de un 4%

La recaudación neta por cotizaciones sociales se incrementó un 4,75% anual hasta mayo, frente al crecimiento del 2,8% acumulado hasta mayo de 2016. En el Régimen General, el más numeroso del sistema, los ingresos por cuotas aumentaron a un ritmo anual del 5,8%, frente al 3,4% del mismo periodo de 2016.

En términos de derechos reconocidos, la recaudación por cotizaciones sociales alcanzó hasta mayo los 44.750 millones de euros, con un incremento anual del 4,6%, frente al 2,4% del mismo periodo de 2016, con las cuotas de los ocupados creciendo al 5,2%, en contraste con el retroceso del 4,9% en las cotizaciones abonadas por los desempleados.

Por otro lado, las transferencias corrientes totalizaron 8.451,9 millones de euros en los cinco primeros meses, un 0,6% más que las acumuladas a la misma fecha de 2016. Los ingresos patrimoniales, por su parte, ascendieron a 220,7 millones de euros, con una disminución interanual del 67,4%, mientras que las tasas y otros ingresos totalizaron 503,8 millones de euros, un 7% menos.

El 94% del gasto, destinado a prestaciones

Según Empleo, las prestaciones económicas a familias e instituciones sumaron 48.330,1 millones de euros, el 94,41% del gasto total realizado por el sistema hasta mayo. Dentro de las prestaciones contributivas, las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y a favor de familiares) alcanzaron un importe de 41.191,1 millones de euros, cifra casi un 3,4% superior a la de un año antes.

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo supusieron 924,8 millones de euros, un 5,4% más que en los cinco primeros meses del año pasado, mientras que el gasto en incapacidad temporal se elevó a 1.965,6 millones de euros, un 8% más que en igual periodo de 2016.

Por último, las prestaciones y pensiones no contributivas, incluidos los complementos a mínimos, que corren a cargo de los presupuestos del Estado, ascendieron a 4.082,6 millones de euros (-0,7%), de los que 3.373,1 millones de euros fueron para pensiones no contributivas y complementos a mínimos y 709,4 millones para subsidios y otras prestaciones. De éstos últimos, 676,6 millones correspondieron a prestaciones familiares.