Rusia
Varias personas pasan cerca de una enorme pancarta electoral en la que se puede leer "Moscú vota a Putin" (EFE) Efe / Sergei Chirikov

La Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) no podrá desplegar observadores internacionales en las próximas elecciones del Parlamento ruso (Duma), que tendrán lugar el dos de diciembre, debido a las "continuas restricciones impuestas por el gobierno de Rusia".

El director de la Oficina de Defensa de la Democracia y Derechos Humanos, Christian Strohal, organismo dependiente de la OSCE, explicó en un comunicado que los continuos retrasos por parte de Moscú en la autorización y en la concesión de visados hace imposible que la OSCE esté presente.

No podremos enviar a nadie, ya es demasiado tarde

Esta organización pidió al Kremlin desplegar 20 expertos y 50 observadores en territorio ruso.

En su comunicado, Strohal también lamentó la falta de cooperación y apoyo de la Federación Rusa, que restringió sustancialmente los términos de la misión propuesta por la OSCE para poder estar presente durante el desarrollo de las elecciones a la Duma del próximo mes de diciembre.

"No podremos enviar a nadie, ya es demasiado tarde para poder desplegar eficazmente nuestra misión en territorio ruso", aseguró la portavoz de la Oficina de Defensa de la Democracia y Derechos Humanos, Urdur Gunnarsdottir.

La Organización para la Seguridad y Cooperación supervisa los procesos electorales de los países europeos dentro de sus funciones normales, tal y como hizo recientemente en Polonia y Suiza.