Musulmanes rezando
Musulmanes rezando, en una imagen de archivo. ARCHIVO

La comunidad islámica de Vitoria podrá orar dentro de dos meses en la cuarta mezquita de la ciudad. Se habilitará en una lonja de 88 metros cuadrados, en la calle Pablo de Xérica, informa El Correo Digital .

Los promotores del templo son un grupo de marroquís que ha vencido la presión de vecinos y comerciantes de la zona

El Ayuntamiento acaba de conceder la licencia a los promotores del templo, un grupo de marroquís que ha vencido a la presión de algunos vecinos y comerciantes de la zona de San Cristóbal contrarios al centro de oración. La noticia sorprendió al barrio el pasado mes de julio. Fue el propio Consistorio quien informó a residentes y minoristas de la solicitud tramitada por varias familias árabes para abrir una mezquita en la zona.

La reacción fue inmediata. Vecinos temerosos de que el templo les ocasionase «molestias», «conflictos con personas de otra cultura» e incluso «problemas de aparcamiento» empezaron a recoger firmas para tratar de frenar el proyecto. No lo consiguieron.

Las asociaciones de vecinos se desvincularon de la iniciativa. En su opinión, las diferencias culturales no debían esgrimirse para «crear prejuicios» y atribuyeron la preocupación a la «falta» de información. Tan sólo pidieron que el centro religioso cumpla con las «lógicas y normales» normas de convivencia como «cualquier otro local». L

Defienden que los tres ya existentes en el Casco Viejo están abarrotados

Los marroquíes impulsores del templo defienden que los tres ya existentes en el Casco Viejo están abarrotados. Sobre todo, los viernes, día de oración para los musulmanes. Por ello, un grupo de familias se planteó crear otra mezquita. Eligieron la calle Pablo de Xérica al residir buena parte de ellas en los alrededores. Están convencidos de que ganarán en «comodidad», al no tener que desplazarse hasta el Casco Viejo.

Según indicó un portavoz del colectivo, que se ha mantenido ajeno a la polémica durante estos meses, serán cerca de 30 personas las que asistan a los rezos. Se trata en su mayoría de personas de nacionalidad marroquí. Pero el grupo abrirá las puertas de su «casa» a todos los que quieran conocer la religión del profeta Mahoma.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VITORIA