Carmen de Mairena
Uno de los dibujos de 'Carmen de Mairena. Una biografía', de Carlota Juncosa. CARLOTA JUNCOSA

Para cualquiera es fácil entender que un actor no es como su personaje, que cuando acaba el trabajo tiene una vida más allá de la ficción. Sin embargo, eso no pasa con algunos personajes como Carmen de Mairena, en los que se suele pensar solo en función de la imagen que dan en televisión. Digámoslo: la palabra es friki. Pero debajo de esa capa de glamur sobreactuado hay una realidad, una persona, una sociedad entera que no siempre se codea con la abundancia.

Esto es lo que ha conseguido mostrar la dibujante, diseñadora y licenciada en Filosofía Carlota Juncosa en Carmen de Mairena. Una biografía (editado por Blackie Books), un libro "fruto del azar" que ha plasmado de una forma cruda –a ratos dura, a ratos tierna– la vida real del personaje.

"Mi primer contacto con Carmen de Mairena fue un shock tremendo. Esperaba encontrarme con la Carmen de la tele, de hecho pensaba que mi primera entrevista con ella daría para veinte minutos y al minuto era ya un completo desastre. Ella no me daba bola. Pero he tenido la suerte de irla conociendo mejor y, a medida que eso ha pasado, he ido sacándome prejuicios que yo tenía encima", explica la autora.

Cuando la conoció, Carlota Juncosa se encontró con una Carmen de Mairena arruinada, viviendo en un piso cochambroso en un barrio marginal de Barcelona. Ya se había operado, había sido prostituta y madame, había tenido problemas con la ley, hecho una película de dudoso gusto con Javier Cárdenas, dos películas porno y había sido estrella de la tele en Crónicas marcianas.

"Tenía la intención de hacer una biografía ordenada cronológicamente y al uso, pero había un ambiente de confusión que solo me dejó la alternativa de retratar la situación para enseñar algo que fuera real, porque era imposible hacer otra cosa", explica sobre cómo se planteó el libro.

Ella lo que quería era el propio libro para tener este momento de atención, una segunda oleada de éxitoAsí, a la narración de sus entrevistas con Carmen de Mairena y los retazos de su historia que ha podido reunir, le acompañan los dibujos que explican o ilustran todos esos momentos vividos y enseñan que Juncosa se encontró "un mundo muy tremendo, muy negro".

Carmen de Mairena, a sus 84 años y con la ola de la fama ya deshecha, no está sola: una serie de personas peculiares pululan a su alrededor y también quedan reflejadas en el libro. También la propia autora, que muestra mucho de sí misma y de cómo se enfrenta al mundo.

Después de casi un año de entrevistas y casi cinco de proceso, salió a la luz hace pocos días esta biografía ilustrada que le da una vuelta de tuerca al género. Carmen de Mairena pasa ahora sus días en una residencia "muy bien cuidada_y donde la visita su hermana", explica Juncosa, que asegura que a Carmen le gustó el libro.

"Se lo fui a enseñar y estuvo muy contenta. A ella no le interesa la biografía ni explicar su vida, ella lo que quería era el propio libro para tener este momento de atención, una segunda oleada de éxito. Y por el dinero, ya que estaba en condiciones precarias". Juncosa ha conseguido retratarla con una dignidad que siempre se le escatimó a Carmen de Mairena.

3 preguntas a Carlota Juncosa

Licenciada en Diseño y Filosofía, esta barcelonesa de 32 años tuvo un hijo y acabó Filosofía en el proceso de escribir y dibujar esta biografía.

¿Qué prejuicios diría que se ha quitado?
Cuando la veía por la tele, era la que más gracia me hacía. A medida que he ido conociendo su realidad y cómo la usan en los medios, me generaba dolor.

¿Ha seguido tratándola después del libro?
Sí, aunque he de confesar que se me hacía cuesta arriba llamarla y que cada vez me dijera: "El libro, ¿está hecho o no está hecho?" [risas].

¿Cómo es Carmen de Mairena?
No puede ver a dos hombres dándose un beso por la calle, para ella eso se tiene que esconder, un reflejo de lo que tuvo que hacer con ella misma, cuando en su juventud tenía que esconderse. Es víctima de lo que ha vivido.