El Consell Comarcal asegura, en un comunicado de este lunes, que la Conselleria hizo llegar una propuesta que contemplaba la conversión del parque voluntario en un parque mixto que no ha sido aceptada por el cuerpo de bomberos voluntarios, por lo que exige a la Generalitat soluciones efectivas a la complicada situación.

El jefe del parque, Josep Ruach, ha asegurado, en declaraciones a Europa Press, que los bomberos están decididos a dejar de ofrecer el servicio el 1 de julio si no llegan más medios, según sus datos, en el parque hay inscritos 15 bomberos pero en la práctica "operativos hay ocho o nueve".

Consulta aquí más noticias de Lleida.