El PSOE se plantea sancionar a los alcaldes que ayuden en la consulta catalana

  • El portavoz de los socialistas ha asegurado que la opinión de su partido es clara: "No amparamos un referéndum que es ilegal".
  • También este lunes los socialistas han confirmado que se abstendrán en la votación sobre el CETA en el Congreso.
  • ¿Qué es el CETA?
Rueda de prensa de Óscar Puente en Ferraz.
Rueda de prensa de Óscar Puente en Ferraz.
EUROPA PRESS

Óscar Puente, portavoz del PSOE, ha desautorizado públicamente a Núria Parlon al asegurar que el partido no "va a colaborar" en la celebración del referéndum del próximo 1 de octubre.

Lo ha hecho este lunes en rueda de prensa, después de la Ejecutiva socialista, y allí ha explicado que esta decisión responde a que tanto el PSOE como el PSC tienen claro "el compromiso con el cumplimiento de legalidad" y por tanto "no apoyan ni amparan el referéndum". A pesar de que hay alcaldes que se han mostrado a favor de la consulta soberanista, el partido se planteará, en ese caso, sanciones.

Con estas declaraciones ha desautorizado a la secretaria de Cohesión Social del PSOE, Núria Parlon, quien el viernes sostuvo que se apelaría a la comunidad internacional si el Ejecutivo suspende la autonomía catalana mediante el artículo 155 de la Constitución. Así, ha comentado que la opinión de Parlon es a título personal y no representa al partido. "La Constitución española está ahí y hay que respetarla".

Abstención en la votación sobre el CETA

También este lunes, el PSOE ha decidido definitivamente que se abstendrá en la votación sobre el Tratado de Libre Comercio entre la UE y Canadá (CETA) que tendrá lugar el jueves en el pleno del Congreso, tras la reunión que ha mantenido la Ejecutiva federal encabezada por Pedro Sánchez con las de UGT y CC OO.

Según ha explicado el secretario de Política Económica y Empleo, Manuel Escudero, el cambio de posición respecto al voto favorable de los socialistas en el Parlamento Europeo y la semana pasada en la Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento español responde a las resoluciones adoptadas por el 39 Congreso recientemente celebrado por el PSOE.

Escudero ha señalado, en rueda de prensa en Ferraz, que, entre otros, los socialistas tienen el mandato congresual de "establecer altos estándares sociolaborales y medioambientales en todo tratado comercial futuro". Además, ha puesto en duda que el impacto sobre el empleo sea el estimado y ha criticado el "secretismo" de las negociaciones desde el año 2009 a 2015.

"Aspiramos a acuerdos que respeten los convenios fundamentales de la OIT y tengan en cuenta estándares de dignidad social, laboral, de protección de los consumidores y medioambiental, así como defendiendo los servicios públicos y los intereses nacionales", establece el PSOE en la resolución de la Comisión Ejecutiva Federal.

Para los socialistas "no es un tratado equilibrado, que propicia al mismo tiempo la apertura comercial y lo hace salvaguardando los derechos laborales, medioambientales, y respetando los sistemas judiciales de los que nos hemos dotado democráticamente tanto en España como en Europa".

Durante la reunión de las tres ejecutivas, CC OO ha opinado que el rechazo de los socialistas al CETA "en sede parlamentaria debería materializarse en un voto contrario", mientras que UGT ha señalado que "da igual que sea abstención o en contra", al tiempo que ha resaltado que lo importante es que haya "cambiado de postura", ya que con ello ha "puesto encima de la mesa" este debate.

Reunión con sindicatos

Por otro lado, las Ejecutivas de CC OO, de UGT y del PSOE han coincidido este lunes en que es necesario derogar las dos reformas laboralesde 2010 y 2012 y acometer un nuevo plan de empleo que "rescate" a los jóvenes, así como otro plan que compense la transición de los desempleados mayores de 50 años a la jubilación.

La vicesecretaria general de UGT, Cristina Antoñanzas, y el secretario de Comunicación y Organización de CC OO, Fernando Lezcano, han comparecido en rueda de prensa en la sede del PSOE después de que los secretarios generales Pepe Álvarez e Ignacio Fernández Toxo, respectivamente, se hayan reunido con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

Se trata de la primera vez que se reúnen las tres ejecutivas y tanto como CC OO como UGT han destacado el cambio de relación hacia los sindicatos que ha mostrado la nueva dirección socialista.

En este sentido, han acordado trabajar conjuntamente en una subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para que sea pactada con los agentes sindicales antes que con el Gobierno, después del pacto al que llegó el grupo parlamentario del PSOE para subir el 8% del SMI en 2017 durante el mandato de la gestora.

"La experiencia pasada no va a repetirse", ha dicho Lezcano tras afirmar que la subida del SMI debe abordarse con perspectiva de progreso para que alcance los 1.000 euros mensuales, ya que el incremento del 8% para un año no tiene lógica sin un ciclo que alcance el 60% de media como lo indica la Carta Social europea.

De hecho, Antoñanzas ha puntualizado que el nuevo secretario de Economía del PSOE, Manuel Escudero, ha afirmado que el alza del SMI hay que acordarlo en un proceso hasta el 2020.

PSOE, UGT y CC OO han coincidido en seguir negociando juntos de manera monográfica medidas para derogar las dos reformas laborales de 2010 y de 2012 así como la de las pensiones de 2013. "Hemos hablado de derogar tanto la reforma laboral del PP como la del PSOE", ha dicho Antoñanzas, sobre todo para que los convenios de empresa no prevalezcan sobre los del sector.

También para modificar el índice de revalorización de las pensiones con el fin de que el Pacto de Toledo haga una recomendación de que las pensiones suban de acuerdo con el IPC y que no haya pérdida de poder adquisitivo.

Asimismo, un plan de empleo para mayores de 50 años para "rescatar a los mayores en su transición a la jubilación", ya que actualmente tienen una merma de un 40% en su jubilación.

En cuanto al plan de rescate a los jóvenes, las tres formaciones han coincidido en que la garantía juvenil de 430 euros "no tiene ni pies ni cabeza y va a discriminar a los jóvenes y a las empresas". "Hay que sentarse en una mesa de negociación específica donde se hable de la garantía juvenil para reestructurarla", ha dicho la vicesecretaria general de UGT.

Lezcano ha insistido en que las tres comisiones ejecutivas han compartido el mismo diagnóstico de que la crisis económica no ha terminado y sigue afectando a los colectivos más vulnerables por lo que ha valorado que se haya establecido con el PSOE una "vocación de futuro" de seguir negociando nuevas medidas.

Precisamente, otro de los puntos a los que se ha comprometido el PSOE con los sindicatos es que el Parlamento no bloquee la proposición de ley de ingresos mínimos que presentaron los sindicatos como una Iniciativa Legislativa Popular respaldada por más de 700.000 firmas y que pide una renta de 426 euros para desempleados que buscan activamente empleo.

Los socialistas también han trasladado a los sindicatos la intención de seguir impulsando en el Congreso la derogación del artículo 315.3, que penaliza con hasta tres años de cárcel a los piquetes que coaccionen en una huelga, así como medidas para acabar con el "terrorismo machista". "Un pacto contra la violencia de género, con partidas presupuestarias y con la creación de una comisión de seguimiento", ha puntualizado Antoñanzas.

Lezcano ha incidido en que CC OO y UGT seguirán trabajando en cinco puntos esenciales: el rescate a los jóvenes, el Pacto de Toledo con las pensiones, la igualdad de género, planes de protección social para revitalizar las prestaciones deterioradas por la crisis y la prestación de ingresos mínimos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento