Guardia Civil
Un agente de la Guardia Civil inspecciona un ordenador. GUARDIA CIVIL/ARCHIVO

La operación abierta por 'hackear' las cuentas de correo electrónico de profesores de un instituto de la localidad de A Estrada (Pontevedra) se ha saldado con cinco alumnos detenidos, dos de ellos menores de edad, y diez personas más investigadas, nueve de ellas estudiantes y una vecina del municipio que imparte clases particulares.

Así lo ha destacado este jueves la Guardia Civil, que ha explicado que "es el resultado provisional de las investigaciones llevadas a cabo" para esclarecer las circunstancias y depurar responsabilidades en el 'hackeo' masivo de las cuentas de correo electrónicos corporativos de profesores en A Estrada.

Las investigaciones, llevadas a cabo por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Lalín en el marco de la 'Operación Captor', se iniciaron a mediados del pasado mes de mayo cuando se denunció que una importante cantidad de profesores del Instituto Manuel García Barros "estaban recibiendo avisos de accesos a sus cuentas corporativas de correo electrónico desde otros equipos informáticos no autorizados", según indican las mismas fuentes.

Una vez descartada la posibilidad de que las contraseñas de los correos afectados pudiesen haber quedado memorizadas en los equipos de las aulas, la Guardia Civil procedió a efectuar un análisis pormenorizado de todos los ordenadores. Así, pudo comprobar que los equipos de 1º y 2º de Bachillerato, 4º de ESO y aulas informáticas "tenían instalado un software ilegal que se encargaba de registrar las pulsaciones que se realizaban en el teclado, generando y memorizando un fichero de texto con todo el contenido", según concreta la Benemérita.

De esta forma, "los artífices de la idea consiguieron las contraseñas de las cuentas de los correos electrónicos corporativos de, al menos, 27 profesores del centro", de donde sustrajeron "todo tipo de documentación, información y archivos, fundamentalmente los exámenes que, a priori, era el objetivo que perseguían", según destaca la Benemérita.

La investigación concluye que "el objetivo y la finalidad que perseguían con el acceso a los correos de los profesores no era otra que la de conseguir los exámenes del mayor número posible de asignaturas". Para ello constituyeron "un grupo perfectamente organizado, jerarquizado y con las misiones perfectamente distribuidas", según subraya el Instituto Armado.

Los estudiantes distribuían los exámenes a través de las redes sociales, fundamentalmente por medio de tres grupos de WhatsApp.

A todos ellos, detenidos e investigados, el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Lalín, que llevó a cabo la investigación, les atribuye la supuesta comisión de un delito de pertenencia a grupo criminal, revelación de secretos y contra la intimidad y dos delitos de estafa.

Según concreta la Guardia Civil, se pudo demostrar que realizaron dos compras a través de Internet por valor de unos 400 euros, para lo que usaron el número de cuenta de una tarjeta bancaria que obtuvieron en el correo de uno de los profesores afectados.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.