Disney·Pixar ha presentado este miércoles en Barcelona su nueva película, Coco, un homenaje a la cultura mexicana y, en concreto, al tradicional Día de los Muertos que se estrenará en España el próximo 1 de diciembre.

El codirector de la película, Adrian Molina, y su productora, Darla K. Anderson (Toy Story 3) han coincidido en definir Coco como "una carta de amor a México", país al que han viajado en numerosas ocasiones para analizar hasta el más mínimo detalle.

La película ha sido codirigida por Lee Unkrich (Toy Story 3) y Adrian Molina, quien ha trabajado en Ratatouille y Toy Story 3 y también ha participado como artista gráfico en Monstruos University.

Coco es la historia de un niño de 12 años llamado Miguel cuyo sueño es llegar a ser un gran músico, como su ídolo Ernesto de la Cruz, a pesar de que su familia tiene "enigmáticamente prohibido" el contacto con la música.

El deseo de conectar con tus antepasados

Con la voluntad de demostrar su talento, Miguel inicia un viaje que le llevará a la "impresionante y colorida" Tierra de los Muertos hasta desvelar la verdad que se esconde detrás de su historia familiar.

La historia de la película, que se empezó a idear hace seis años, "es algo muy específico y muy universal", según ha dicho su productora, ya que "todo el mundo tiene familiares que se han ido y el deseo de conectar con ellos".

Si pudiera conocer en persona a mis antepasados, ¿qué aprendería?"

En este sentido, Molina ha explicado que "Miguel tiene la oportunidad única de conocer a sus antepasados, que le permiten entender su historia y de dónde viene" y ha asegurado que la idea se desarrolló a partir de la pregunta: "si pudiera conocer en persona a mis antepasados, ¿qué aprendería?"

Tanto el director como la productora han insistido en que el filme, todavía en fase de producción, "presta mucha atención a los detalles" referentes a México y sus tradiciones.

Así, por ejemplo, un 'cholo', perro originario del país, acompañará al protagonista en sus aventuras.

"También los esqueletos han sido un reto para los diseñadores", ha asegurado Molina, así como los 'alebrijes', un tipo de artesanía originaria de México a los que han dado vida en forma de animales fantásticos manteniendo sus colores alegres y vibrantes.

La comida, la música y los colores, así como la fantástica Tierra de los Muertos configuran un mundo "que nunca antes se ha visto" y que, en palabras de Anderson, "no se parece a ninguno de los proyectos que Pixar haya presentado".

"Siempre es un buen momento para presentar la diversidad sobre la pantalla"

"Siempre es un buen momento para presentar la diversidad sobre la pantalla", ha dicho Molina cuando se le ha preguntado por la relación del filme con la situación actual entre Estados Unidos y México, y ha añadido que "hay muchas cosas de las que sentirse orgullosos y a la vez es una gran responsabilidad que muchos niños y niñas puedan sentirse identificados".

"Sabemos que la gente va a salir de la sala con mucho amor y estamos seguros de que esta tradición puede llegar a mucha gente del mundo", ha continuado el codirector de Coco, que ha concluido: "la razón por la que hago este trabajo es poder contar historias en las que la gente se pueda reconocer".