Según fuentes de la Comisaría Provincial, los agentes constataron por las manifestaciones recogidas del servicio de seguridad y de empleados del supermercado que la mujer, al pasar por la línea de cajas, hizo saltar las alarmas contra los robos.

Entonces, al comprobar que no llevaba compra, los servicios de seguridad interceptaron a la mujer y comprobaron que llevaba, en un bolso al que había adherido un forro de papel de aluminio, diez videojuegos con sus correspondientes carcasas antirrobo y dos pares de zapatos, productos valorados en más de 552 euros.

Los agentes procedieron a la detención de la mujer y entregaron en depósito al establecimiento los efectos sustraídos, según ha informado la Policía Nacional.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.