Con aplausos y puestos en pie. Así han recibido este martes la mayoría de los diputados, senadores y europarlamentarios del PSOE al reelegido secretario general, Pedro Sánchez, en la reunión interparlamentaria que se celebra en el Congreso. Era la primera reunión del grupo con Sánchez a la cabeza desde que renunció a su escaño el pasado octubre, y el mensaje ha sido claro: El PSOE "solo" compite con el PP y el objetivo es derrotar a la derecha y llegar a La Moncloa.

"Si Rajoy me pide moderación, yo le pido decencia", ha espetado el líder del PSOE en referencia a la corrupción que salpica al PP, al tiempo que recordaba que justo este martes gran parte de la cúpula del Partido Popular en la era de José María Aznar declara en el caso Gürtel.

¿Cuánto podemos avanzar juntos? ¿cinco, diez, veinte metros, cien metros? Y tras arremeter contra los populares, a quienes ha acusado de "secuestrar" las instituciones para "ponerlas a su servicio", una terminología muy utilizada en Podemos, ha llamado a este partido y a Ciudadanos, a los que se refiere como fuerzas del camnio, para "recorrer juntos" los "metros" que sean posibles. ¿Cuánto podemos avanzar juntos? ¿cinco, diez, veinte metros, cien metros? ¿Podemos llegar hasta la Moncloa juntos? No lo sé, pero lo importante es que hagamos ese camino juntos, que empecemos a caminar y ese camino se hace andando", ha señalado.

En ese sentido, ha anunciado a su grupo parlamentario y a los periodistas presentes que se pondrá en contacto esta semana con los líderes de Podemos, Pablo Iglesias, y C's, Albert Rivera, para concertar una reunión con ellos y acordar medidas concretas. La más inmediata, ha dicho, será un "plan de rescate a los jóvenes", que no ha detallado.

Acento en la izquierda

"Estamos abiertos a todas las políticas y propuestas que otras formaciones nos quieran plantear. No queremos monopolizar ni patrimonializar" el espacio de coordinación en el Parlamento, ha subrayado Sánchez, que ha hablado de "acabar con el precariado" y de "una política educativa que rebaje las tasas y aumente las becas", en un claro intento por poner el acento en políticas clásicas de izquierda.

Antes de empezar a hablar, ha saludado uno por uno a todos los diputados, senadores y eurodiputados que han asistido a la reunión del grupo que se celebra en el Congreso.

Destacados socialistas andaluces, como el destituido secretario general del grupo, Miguel Ángel Heredia, y el exdirigente federal Antonio Pradas, muy cercano a Susana Díaz, no han participado del recibimiento, ya que ni se han puesto en pie ni han aplaudido, como tampoco otros parlamentarios vinculados a la candidatura de Susana Díaz en las primarias, como la vallisoletana Soraya Rodríguez. Eduardo Madina no estaba presente, como tampoco lo estuvo en el 391 Congreso Federal, celebrado el pasado fin de semana.

Sí lo han hecho el exportavoz parlamentario Antonio Hernando y el ex número dos del PSOE César Luena, entre otros.