Según han confirmado a Europa Press fuentes sanitarias, el joven de nacionalidad marroquí sigue con pronóstico reservado, con un fuerte traumatismo craneoencefálico. Además, aunque en un principio se había valorado la posibilidad de trasladarlo hasta uno de los dos hospitales de referencia, en Elche o Alicante, finalmente los facultativos han considerado más pertinente mantenerlo en la UCI de Orihuela.

En cuanto a la conductora, una finlandesa de 41 años, el juzgado de Instrucción 3 de Torrevieja, en funciones de guardia, ha acordado su libertad tras ser detenida. Como medida cautelar se le ha retirado el pasaporte. La magistrada le imputa dos delitos contra la seguridad vial (uno por conducir bajo los efectos del alcohol y otro por circular sin carné), un delito de omisión del deber de socorro y un delito de lesiones. Además de la retirada del pasaporte, se le ha impuesto la obligación de comparecer cada 15 días en el juzgado.

Consulta aquí más noticias de Alicante.