"Lo ideal sería que el transporte no supusiese ningún gasto para el Ayuntamiento, sino incluso un medio de recaudación, pero somos conscientes de las peculiaridades de la movilidad en Granada y consideramos que un ahorro de ocho millones de euros es algo realista y asumible a medio y largo plazo, además de muy necesario", ha resaltado Olivares, quien ha abogado por la necesidad de elaborar, en el contexto del Observatorio de Movilidad, cuál debe ser el modelo de futuro de movilidad que necesita Granada.

Así, las propuestas que marca el grupo de Ciudadanos para alcanzar ese ahorro de ocho millones de euros en transporte y que se traducen en unos 56 euros por granadino pasan por tres ejes fundamentales: líneas coordinadas con el transporte metropolitano, aparcamientos disuasorios en el cinturón, e integración tarifaria de los distintos medios de transporte y operadores.

Según ha explicado el portavoz del grupo municipal de Cs, actualmente los autobuses metropolitanos que conectan a los principales municipios del cinturón con Granada cubren una gran parte de recorrido por la capital, por lo que podrían empezar a funcionar también como líneas regulares para viajeros de la capital. "O empezamos a ver Granada como una ciudad coordinada con su área metropolitana o nuestro sistema de movilidad va a ser siempre un caos", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Granada.