'Lost in La Mancha'
Escena de 'Lost in La Mancha' (2002), el documental sobre el rodaje frustrado de la película de Terry Gilliam sobre Don Quijote, proyecto que empezó a gestarse en el año 2000 pero que lleva en la cabeza del director de 1989. IFC Films

Don Quijote de la Mancha es, además de la mayor joya de las letras españolas, una de las grandes obras de la literatura universal, un referente de la narrativa de todos los tiempos que, sin embargo, y a diferencia de otras novelas destacadas, no cuenta con ninguna adaptación de referencia internacional.

Las obras de Homero, Los miserables, La naranja mecánica, El gatopardo, Romeo y Julieta o Drácula han sido homenajeados con gran tino en la gran pantalla. Versiones y homenajes al Quijote hay muchos, pero ninguno se ha convertido hasta el momento en un referente internacional, algo que Terry Gilliam se ha propuesto cambiar con El hombre que mató a don Quijote, un ambicioso proyecto que le ha costado literalmente sangre, sudor y lágrimas y que parece que por fin verá la luz.

El exmiembro de los Monty Python comenzó su aventura en el año 2000, con Jean Rochefort como don Quijote, Johnny Depp en el papel de Sancho Panza y Vanessa Paradis como Dulcinea. El rodaje, de solo seis días, fue un desastre. Una serie de tormentas destrozaron gran parte de los decorados, el ruido de los aviones del ejército (que realizaban prácticas de vuelo en las cercanías) se colaba en el audio y, para culminar la serie de catastróficas desdichas, a Rochefort le fue diagnosticada una hernia discal y los médicos le prohibieron montar a caballo.

Todo eso, unido a la dificultades financieras, obligó a cancelar el proyecto. Por fortuna, no todo el trabajo acabó siendo en balde. El peculiar y desastroso desarrollo de los acontecimientos dio pie al documental de 2002 Lost in La Mancha, realizado por Keith Fulton y Louis Pepe, una certera vuelta de tuerca al concepto de making of que logró ganarse los favores de la crítica.

Hemos trabajado en esto durante tanto tiempo que la idea de terminar de rodar es bastante surrealista

Sin embargo, para Gilliam no era suficiente. Él seguía con la espina clavada de su proyecto inconcluso y en 2009 realizó una primera intentona de retomarlo, con Robert Duvall como Quijote e Ewan McGregor sustituyendo al muy ocupado Deep en el papel de Sancho. Tampoco pudo ser en esa ocasión.

La resurrección definitiva tuvo lugar en 2014, pero no ha estado exenta de problemas. Ese año se anunció que John Hurt sustituía a Duvall como protagonista. Los problemas de salud del actor británico, quien falleció a principios de este año, le obligaron a abandonar el filme. Fue sustituido por Michael Palin, un actor que ya había optado al papel en el pasado.

En marzo de 2017 se anunció de forma inesperada que comenzaba el rodaje de la película. El reparto definitivo estaba formado por Jonathan Pryce como Quijote, Adam Driver como su escudero y Olga Kurylenko en el papel de Dulcinea. Hace solo unas semanas, Giliam anunció emocionado que esta larga odisea llegaba a su fin, el rodaje de El hombre que mató a don Quijote había terminado. Ahora tan solo falta la fase de postproducción y, si todo va bien, este largo sueño llegará a las salas de todo el mundo en 2018.

"Hemos estado trabajando en esto durante tanto tiempo que la idea de terminar de rodar esta película "clandestina" es bastante surrealista. Cualquier persona sensata habría renunciado hace años, pero a veces los cabezotas soñadores ganan al final, así que doy las gracias a todos los idealistas que se han unido para hacer realidad este sueño", dijo Gilliam.

La película, que cuenta en su reparto con los españoles Óscar Jaenada, Jordi Mollá, Sergi López y Rossy de Palma, relata la historia de un anciano convencido de que es don Quijote y que confunde a Toby, un ejecutivo publicitario, con su fiel escudero Sancho Panza. La pareja se embarca en un viaje extraño, con saltos hacia atrás y adelante en el tiempo, entre el actual siglo XXI y el mágico siglo XVII. Poco a poco Toby, como el infame caballero, se va contagiando de ese mundo ilusorio incapaz de separar sueño y realidad.

Decenas de adaptaciones del 'Quijote'

La adaptación más recordada en España hasta la fecha es quizás la serie de animación de 1979, una ficción española compuesta por 39 capítulos que llegó a exportarse y traducirse a decenas de idiomas. Es especialmente recordada su canción de apertura, Quijote/Sancho, compuesta y escrita por Antonio Areta y Juan Pardo y cantada por el dúo Botones. Himno nostálgico de la generación ochentera obtuvo el Disco de Oro en 1980 (50 000 copias vendidas).

No ha sido la única adaptación animada de la obra de Cervantes. En 1980, el estudio de animación japonés Ashi Productions realizó Zukkoke Knight: don De La Mancha, una serie de 23 episodios que se tituló en español don Quijote y los cuentos de La Mancha. Incluso Hanna Barbera se rindió a los encantos del anciano caballero y, en 1990, fiel a su estilo, ideó una versión que transformaba a los personajes en animales humanizados. don Coyote y Sancho Panda estaba compuesta por 26 episodios de 30 minutos de duración.

Mucho más reciente –de 2007– y vergonzante es el largometraje de animación por ordenador donkey Xote, una película sin gracia que incluye entre sus protagonistas, disfrazado de homenaje, un descarado plagio del asno de Shrek.

Al margen de los "dibus", el Quijote y el Sancho Panza más recordados por estos lares son Fernando Rey y Alfredo Landa, quienes dieron vida a estos célebres personajes en El Quijote de Miguel de Cervantes, una miniserie de cinco capítulos dirigida por Manuel Gutiérrez Aragón que estrenó Televisión Española en 1992.

Diez años después, en 2002, el propio Gutiérrez Aragón dirigió la película El caballero don Quijote. Protagonizada por Juan Luis Galiardo y Carlos Iglesias, puede considerarse una continuación de la serie de los noventa. Obtuvo el premio a la mejor película latina en el festival de Venecia de ese año.

Otros Quijotes de carne y hueso fueron Cantinflas en Un Quijote sin Mancha (1969), Fernando Fernán Gómez en don Quijote cabalga de nuevo (1973), Bob Hoskins en un telefilme del año 2000 coprotagonizado por Isabella Rossellini... Existe incluso una película para adultos inspirada en el ingenioso hidalgo, The Amorous Adventures of don Quixote and Sancho Panza (1979).

El clásico literario también ha inspirado óperas, ballets y obras de teatro, siendo la más conocida el musical de Broadway El hombre de la Mancha, que en España obtuvo especial éxito con una adaptación de 1997 protagonizada por José Sacristán y Paloma Sanbasilio. En el noveno arte destaca el cómic El Quijote (2000) de Will Eisner, uno de los grandes nombres de la historia de las viñetas.