Los hechos tuvieron lugar sobre las 22.56 horas del sábado cuando una llamada del Servicio de Urgencias de Alcantarilla al Teléfono Único de Emergencias '1-1-2' indicaba que estaban atendiendo a un niño de un año que había sufrido mordeduras y que había sido trasladado por la misma familia en su propio vehículo.

Los sanitarios del Servicio de Urgencias de Alcantarilla, una vez atendido y estabilizado el niño, solicitaban el envío urgente de una Unidad Móvil de Emergencia para el traslado inmediato al Hospital de la Arrixaca, ya que presentaba heridas muy graves en la cara.

Al mismo tiempo se avisaba a hemodinámica de pediatría del hospital, que prepararon el equipo de cirujanos plásticos para una intervención quirúrgica de urgencia. Por el momento se desconocen las circunstancias en las que se produjeron las mordeduras. También se

informó a Policía Nacional.

Según han explicado fuentes de la Consejería de Salud, el menor evolucionaba favorablemente y ha sido dado de alta domiciliaria este mediodía.

Consulta aquí más noticias de Murcia.