Los hechos ocurrieron el pasado mes de marzo, cuando miembros del Cuerpo Nacional de Policía en un operativo contra el tráfico de drogas y sustancias anabolizantes, practicaron varias detenciones y registros domiciliarios en localidades del término municipal de Calvià.

Así, uno de los detenidos, tras pasar a disposición judicial y quedar en libertad, se personó en dependencias de la Guardia Civil de Santa Ponça, en donde interpuso una denuncia por delito de robo con fuerza cometido, según él, en su domicilio, y denunciaba la sustracción de varios enseres del interior de su vivienda.

Ante la sospecha de que pudiera tratarse de una denuncia falsa, ya que los objetos denunciados podrían haber sido intervenidos durante la operación llevada a cabo por los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, los guardias civiles de Calvià se pusieron en contacto con miembros de la Udyco.

Efectivamente, éstos confirmaron que los objetos denunciados habían sido intervenidos con autorización judicial, con ocasión del registro practicado en la vivienda del denunciante al guardar relación con los hechos investigados.

Los agentes de la Guardia Civil comprobaron que el detenido pretendía supuestamente simular el delito mencionado, con el fin de obtener beneficio económico y engañar a la entidad aseguradora que tenía contratada.