El Ministerio Fiscal sostiene el día 6 de junio de 2015, en el curso de una inspección en materia de empleo y seguridad social

efectuada por la Inspección de Trabajo junto con miembros de la Brigada de Extranjería de la Policía Judicial de Gijón, se pudo comprobar que el acusado regentaba el club de alterne Teclas, en Carreño, y tenía empleadas en su local a nueve mujeres, todas en situación regular, sin estar dadas de alta en la Seguridad Social.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra los derechos de los trabajadores y solicita que se condene al acusado a 1 año y 6 meses de prisión, inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena y multa de 8 meses con una cuota diaria de 8 euros, con la responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada dos cuotas impagadas.

Consulta aquí más noticias de Asturias.