A través de un comunicado, Ordóñez lamenta que ese material aún contamina el entorno de Fuentepelayo. Tanto los residuos acumulados en el interior de la planta como los que se amontonan en una parcela agrícola "adyacente" siguen en un proceso de putrefacción, según el portavoz.

Algo que afecta al aire y causa un olor "nauseabundo" que se percibe "a varios centenares de metros" de la instalación, como en la 'Cotarra de San Cebrián' cuando el viento ha pasado "primero" por la planta, según argumenta Ordóñez.

El representante de la plataforma ha reiterado que "nunca" se hizo abono orgánico en ese establecimiento y ahora, "aún menos", puesto que, según él, está "cerrada y sin uso".

Asimismo, Ordóñez ha asegurado que en el mes de enero la Delegación Territorial de la Junta de Castilla y León en Segovia comunicó a 'No Más Mierda' que si la propiedad de la planta no retiraba esos residuos, actuaría la administración pública a cuenta de los dueños de la explotación. El portavoz denuncia que "ni lo uno, ni lo otro", pues los residuos "siguen ahí".

Consulta aquí más noticias de Segovia.