Calle Alcalá
Un tramo de la calle Alcalá que discurre por Ciudad Lineal será remodelado para introducir un carril ciclista. JORGE PARÍS

El Ayuntamiento de Madrid remodelará la calle Alcalá con un carril por sentido y ampliará las aceras para dar mayor espacio a los peatones, han indicado este lunes en rueda de prensa los delegados de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo, y Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés. Esta actuación supondrá además la creación el próximo año de un nuevo itinerario ciclista en la calle Alcalá, entre Ventas y Ciudad Lineal, que tendrá una longitud de unos tres kilómetros. La intervención en este eje principal de la ciudad se suma a la ya anunciada reforma de la Gran Vía, que contempla la creación de un carril bici entre Cibeles y Plaza de España.

El Ayuntamiento trabaja además en el nuevo itinerario ciclista Camino de Vinateros (Moratalaz y Retiro) para fomentar la movilidad ciclista en los distritos periféricos. Se trata de convertir el Camino de Vinateros y la avenida de Moratalaz en un eje prioritario de modos verdes, como continuación de la avenida Doctor García Tapia hasta su conexión con el distrito de Vicálvaro, donde predomine la coexistencia de estos medios con el transporte público. El itinerario se desarrollará por las calles avenida de Moratalaz, Camino de Vinateros, Corregidor Diego Valderrábanos, avenida Nazaret, Lira o Los Astros, entre otras, y conectará de este modo con dos zonas verdes, la Cuña O'Donnell y el parque del Retiro.

Otro itinerario ciclista proyectado es el de avenida Burgos-plaza de Castilla (Fuencarral-El Pardo y Chamartín). El objetivo es crear un eje norte sur que conecte con el centro de la ciudad. Se desarrollará desde el barrio de Las Tablas a través de la carretera Fuencarral a Hortaleza, avenida Burgos, Bambú, Mateo Inurria, entre otras, hasta conectar con plaza de Castilla y la estación de Chamartín. Dará conexión con el Anillo Verde Ciclista y con el centro de la ciudad.

Por último, el Consistorio construirá una nueva vía ciclista que discurrirá en paralelo al Parque Lineal Madrid Río (distritos Arganzuela, Centro y Moncloa). La actual senda de Madrid Río es un itinerario compartido por la bicicleta y el peatón que genera conflictos entre usuarios. Se busca un itinerario alternativo por el noreste al existir en esta margen una mayor concentración de destinos de máximo interés y una mayor continuidad de viario.

Además se están realizando estudios de viabilidad para dotar a los distritos de una Red Local Ciclable, con actuaciones ligeras que no requieren obra, únicamente señalización. El cambio de modelo de movilidad que promueve el Gobierno municipial pasa por cambiar la pirámide actual, en la que el coche privado está en una posición central cuando únicamente representa el 29% de los modos de desplazamiento aunque tiene reservado el 80% del espacio público.

Consulta aquí más noticias de Madrid.