Según han informado fuentes del Servicio de Atención Médica Urgente (SAMU) 061, una abuela se encontraba con sus tres nietos. El de dos años cayó en un típico 'safareig' mallorquín y fue otro de los menores el que alertó a la abuela.

Esta avisó a su tío, que lo sacó del agua y le practicó las maniobras de reanimación cardiopulmonar. Cuando llegó la ambulancia de soporte vital avanzado del 061, el niño estaba consciente y con buenas constantes. Aún así, fue llevado al hospital de Son Espases.