La sombrilla, denominada 'umbrela', data del séptimo centenario de la colocación de la primera piedra de la Seo burgalesa, que coincidió en el tiempo con su declaración de basílica, y está bordada en tonos dorados y rojos.

La 'umbrela', que ha procesionado junto al tintínabulo anunciando la llegada del Cabildo Metropolitano, lleva bordados los medallones del Cabildo Catedralicio, el cardenal Benlloch y el Papa Benedicto XV.

Este elemento, que ya procesionó en El Corpus a mediados del siglo XX, representa la dignidad basilical de la Catedral de Santa María y sus colores representan al Papa antes de las guerras napoleónicas.

Los orígenes de la Procesión del Corpus en la capital burgalesa se remontan a 1331, cuando se tiene constancia de que se celebraba en el Real Monasterio de Las Huelgas, aunque no es hasta mediados del siglo XV cuando las actas de la Seo recogen su celebración.

En los siglos posteriores, la ciudad acogió amplias programaciones con motivo de la festividad del Corpus, entremezclando actos profanos y religiosos durante varios días, entre los que figuraban oficios religiosos, procesiones, autos sacramentales, danzas y corridas de todos.

En la actualidad, la procesión la abren los gigantones y gigantillos de la ciudad, acompañados de los danzantes y dulzaineros, que dan paso a las diferentes cofradías que participan en el acto, así como a los niños que han recibido en el año la Primera Comunión y los representantes de las principales instituciones locales, acompañando a los miembros del Cabildo.

Consulta aquí más noticias de Burgos.