Trump
Donald J. Trump pronuncia su discurso en el teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana, en Miami. Cristobal Herrera / EFE

El presidente de EE UU, Donald Trump,  ha anunciado este viernes en un discurso en Miami el cambio de política hacia Cuba, que incluye su apoyo al embargo comercial y financiero estadounidense a la isla y la oposición a las peticiones internacionales de que el Congreso lo levante.

"Con efecto inmediato, cancelo los acuerdos unilaterales de la anterior administración estadounidense sobre Cuba", ha dicho el mandatario en un esperado discurso en Miami, en el que ha anunciado el cambio de política hacia la isla.

El presidente ha retado a La habana a que se acerque a Washington a negociar un nuevo acuerdo que sea mejor para los intereses de la gente en ambos países.

En un comunicado publicado al tiempo que Trump hablaba en Miami, la Casa Blanca ha señalado que "la política reafirma el embargo estadounidense impuesto por ley a Cuba y se opone a los llamados en las Naciones Unidas y otros foros internacionales para acabar con él".

"Haremos cumplir el embargo"

"Haremos cumplir el embargo", dijo el presidente durante su discurso en el teatro Manuel Artime de la Pequeña Habana, donde desgranó la revisión que ha decidido hacer en la política de normalización de relaciones con la isla iniciada por su antecesor, Barack Obama.

No levantaremos las sanciones a Cuba hasta que todos los prisioneros políticos sean libresEl levantamiento del embargo es algo que solo puede decidir el Congreso de EE UU, controlado ahora por los republicanos en ambas Cámaras.

Trump se mostró dispuesto a negociar "un acuerdo mejor" pero solo si hay avances "concretos" hacia la celebración de "elecciones libres" y la liberación de "prisioneros políticos".

"No levantaremos las sanciones a Cuba hasta que todos los prisioneros políticos sean libres, todos los partidos políticos estén legalizados y se programen elecciones libres y supervisadas internacionalmente", dijo Trump.

El gobernante retó a Cuba "a acudir a la mesa (negociadora) con un nuevo acuerdo que esté en el mejor interés tanto de su pueblo como" del estadounidense, y dio por "cancelado" el marco acordado entre Obama y Raúl Castro para normalizar las relaciones bilaterales.

"Cuando los cubanos den pasos concretos, estaremos listos, preparados y capaces de volver a la mesa para negociar ese acuerdo, que será mucho mejor", aseguró Trump.

"Nuestra embajada permanece abierta con la esperanza de que nuestros países puedan forjar un camino mucho mejor", añadió Trump, que no ha tomado ninguna medida para rebajar el nivel de relaciones diplomáticas con la isla.

El mandatario aseguró que confía en que "pronto" llegue el día en que haya "una nueva generación de líderes" que implemente esos cambios en Cuba, dado que el presidente cubano, Raúl Castro, dejará el poder en febrero de 2018.

Empresas y turistas

El presidente anunció que se "restringirá muy robustamente el flujo de dólares estadounidenses a los servicios militares, de seguridad y de inteligencia" de la isla, y dará "pasos concretos para asegurarse de que las inversiones" de empresas estadounidenses "fluyen directamente al pueblo".

Implementaremos la prohibición del turismo, e implementaremos el embargo"Implementaremos la prohibición del turismo, e implementaremos el embargo", sentenció Trump.

Los cambios anunciados por la Casa Blanca incluyen la prohibición de los viajes individuales para hacer contactos con el pueblo cubano, conocidos en inglés como "people to people travel", y la posibilidad de auditoría a todos los estadounidenses que visiten Cuba para comprobar que no violan las sanciones de EEUU.