Nike
Zapatilla de Nike. Nike

La firma de calzado y complementos deportivos Nike ha anunciado un plan de reestructuración que incluye más de 1.000 despidos, como parte de su estrategia para hacer frente al descenso en sus ventas.

"Los cambios que vamos a introducir tendrán como resultado una reducción de nuestra plantilla del orden del 2 por ciento a nivel global", afirmó la multinacional en un comunicado en el que revela los detalles de su plan de reestructuración.

La compañía, con sede central en el estado de Oregón, cuenta en la actualidad con una plantilla de casi 71.000 trabajadores en todo el mundo, por lo que se calcula que los recortes afectarán a unos 1.400 empleados.

Nike dividía hasta ahora su negocio en seis áreas geográficas, pero hoy anunció que lo reducirá a cuatro zonas para "simplificar" su estructura y reducir costes: Norte América; Europa, Oriente Medio y África; Asia y Pacífico; y América Latina.

El plan de reestructuración no terminaba de convencer a los mercados y las acciones de Nike, que forman parte del índice Dow Jones de Industriales, bajaban un 2,89 % en la Bolsa de Nueva York, donde se han apreciado un 4,45 % desde enero.