Imagen de un bloque de pisos
Imagen de un bloque de pisos. EUROPA PRESS

El Ayuntamiento de Barcelona ha ampliado las ayudas a la rehabilitación de interiores de vivienda con una dotación inicial de cinco millones de euros, que condicionará a que el propietario no suba el precio del alquiler durante dos años si tiene inquilinos o, si está vacío, lo incluya a la Bolsa de Alquiler.

Todo el que reciba una ayuda pública debe tener el compromiso""Vinculamos las ayudas a la rehabilitación con medidas antiexpulsión de los vecinos de la ciudad. Todo el que reciba una ayuda pública debe tener el compromiso", ha defendido la teniente de alcalde Janet Sanz este lunes en declaraciones a los medios junto al concejal de Vivienda, Josep Maria Montaner.

El edil ha detallado que las ayudas serán de un máximo de 20.000 euros y que podrán cubrir el 100% del coste cuando se trate de casos de precariedad económica, y ha destacado que la medida, "muy dirigida a favorecer el alquiler", pretende favorecer tanto a pequeños propietarios como inquilinos, quienes también podrán solicitar la ayuda, llegando a un acuerdo con el propietario.

Los inquilinos también podran solicitar la dotación llegando a un acuerdo con el propietarioSanz ha resaltado que focalizan en zonas vulnerables, como el eje Besòs, esta medida, con una convocatoria específica para interiores abierta hasta el 31 de diciembre que pretende contribuir al ahorro energético, a la calidad de vida y a la instalación de cubiertas verdes, y se destina especialmente a familias con ingresos inferiores a 2,5 veces el Indicador de Renta de Suficiencia (IRSC).

Medida "antigentrificación"

Montaner ha defendido que pretenden garantizar con esta medida 'antigentrificación' que estas ayudas no sirvan para especular ni expulsar a vecinos, y Sanz ha pedido a la Generalitat y al Gobierno central que impulse medidas para que los precios del alquiler sean lo más estables posibles y "para acabar con estas subidas indiscriminadas producto también de la especulación del mercado inmobiliario de la ciudad".

Ha recordado que el Gobierno de Ada Colau ya destina recursos a potenciar la rehabilitación, con 46 millones de euros este año, y ha señalado que la convocatoria se suma a la de rehabilitación de edificios activada en marzo para combatir patologías estructurales, avanzar hacia la mejora energética de los bloques y asegurar la accesibilidad, entre otras medidas.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.