Miles de personas —24.500 personas, según Societat Civil Catalana; 30.000, según la Guardia Urbana— se han concentrado este domingo en Barcelona para apoyar el anuncio del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, de celebrar un referéndum sobre la independencia de Cataluña el domingo 1 de octubre.

Los participantes han llenado la avenida Maria Cristina de Barcelona, tras el escenario instalado junto al Monumento de las Cuatro Columnas de Puig i Cadafalch, en un acto organizado por la Asamblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI) bajo el lema 'Referéndum es democracia', unas entidades que han declinado dar una estimación propia de asistentes.

La actriz Sílvia Bel ha sido la encargada de conducir el acto que ha contado con actuaciones musicales, parlamentos y una pantalla gigante en la que se han proyectado fragmentos de intervenciones de Puigdemont y personalidades del soberanismo civil, además de una intervención del portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, que ha recibido el abucheo y la reprobación general de los asistentes.

El presidente de la ANC, Jordi Sánchez, ha agradecido al Govern que haya sido "leal" al "mandato democrático" surgido de las elecciones catalanas del 27 de septiembre de 2015 y haya anunciado un referéndum sobre la independencia de Cataluña para este octubre. Sánchez ha emplazado al Govern a no echarse atrás, porque "las urnas no se negocian": "No negociéis retirar las urnas. Sed fuertes, aguantad", ha remarcado el presidente de la ANC, que ha augurado un "verano profundamente intenso" de preparativos del referéndum.

Por ello, ha llamado al mundo soberanista a "no fallar", a mantenerse movilizado incluso en verano y a "salir a la calle" si hace falta para "estar al lado de las instituciones de este país". "No hay suficientes cárceles para meter a todo un país. No hay suficientes jueces para llevar a un país entero ante los tribunales", ha afirmado Sánchez, que se ha mostrado convencido de que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, también colaborará con el referéndum.

No negociéis retirar las urnas. Sed fuertes, aguantad El presidente de Òmnium, Jordi Cuixart, ha proclamado que "en Cataluña nunca más habrá elecciones autonómicas", dando por hecho que el 1 de octubre habrá referéndum, vencerá el sí a la independencia y el Govern aplicará el resultado. "No sufráis, no tengáis miedo, no desfalleceremos", ha exclamado Cuixart, que ha agradecido su asistencia a los "miles de personas" que llenaban la avenida Maria Cristina de Barcelona.

En un mensaje dirigido al Gobierno del Estado, que asegura que no habrá referéndum el 1 de octubre, ha advertido: "No tenéis suficientes cárceles para encerrar a todo el pueblo de Cataluña". "Hemos hecho irreversible el referéndum, esto ya no hay quien lo pare", ha asegurado.

La presidenta de la Asociación de Municipios por la Independencia (AMI), Neus Lloveras, ha asegurado que los alcaldes que forman parte de su asociación estarán "al lado del Govern" para prestar su apoyo institucional y logístico para la organización del referéndum. "Asumiremos aquellas responsabilidades que nos sean requeridas en la organización del referéndum. ¡Votaremos!", ha exclamado.

Al inicio del acto, alcaldes y concejales de diferentes municipios han expresado su predisposición a ofrecer todo su apoyo institucional y logístico al Govern para poder celebrar el referéndum. El alcalde de Igualada (Barcelona), Marc Castells, ha ido incluso más allá al reafirmar el compromiso de las fuerzas independentistas y hacer un llamamiento a "suspender la militancia de nuestros partidos políticos para militar sólo por Cataluña".

Otro de los momentos más destacados de los parlamentos ha tenido lugar cuando un grupo de miembros de la sociedad civil han subido al escenario con urnas de metacrilato, grupo al que se ha sumado el exentrenador del FC Barcelona y actual técnico del Manchester City, Pep Guardiola, que ha pronunciado un discurso en catalán, castellano e inglés.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.