Cáncer de próstata: una nueva técnica de biopsia menos dolorosa y más precisa para su diagnóstico

  • VALLADOLID, 11 (EUROPA PRESS)
Nueva técnica de biopsia prostática por fusión
Nueva técnica de biopsia prostática por fusión
SACYL

El Hospital Universitario Río Hortega (HURH) ha comenzado a utilizar una nueva técnica de biopsia menos dolorosa y más precisa para diagnosticar el cáncer de próstata que por primera se emplea en un hospital de Castilla y León.

Esta nueva técnica se llama biopsia prostática por fusión, se realiza gracias al trabajo conjunto de los servicios de Urología y Radiodiagnóstico, que dirigen José Amón Sesmero y Gabriel Fernández Pérez, respectivamente, y supone una mejora en el diagnóstico del cáncer de próstata, han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

Las principales ventajas estriban en que la técnica permite aumentar la precisión del diagnóstico (reduce el número de biopsias al que se tiene que someter un paciente para obtener un resultado completamente seguro) y reduce el dolor y las molestias para el paciente (porque reduce el número de pinchazos que hay que realizar en cada biopsia).

El cáncer de próstata se diagnostica por biopsia por punción con aguja de la glándula a través del recto y antes la prueba se indicaba por la alteración del tacto rectal al explorar al paciente.

Sin embargo, en ese periodo, la mayoría de los diagnósticos se hacían en fases avanzadas y existía metástasis en el 70 por ciento de los pacientes.

A partir de los 90 se empezó a utilizar la introducción del PSA (un antígeno específico para la próstata determinado mediante análisis de sangre) y el diagnóstico cambió radicalmente, de forma que hoy se puede decir que el 90 por ciento de los diagnósticos se hacen cuando aún el tumor está confinado dentro de la próstata y, por tanto, es potencialmente curable.

A pesar de estos avances, el sistema también presenta ciertos inconvenientes que se han superado con las nuevas técnicas, han indicado las mismas fuentes, que han apuntado que hasta ahora la biopsia de la próstata se realiza un poco "a ciegas" porque a pesar del uso de ecografía transrectal no es una biopsia guiada por imagen como se hace en otros tumores.

Esto implica que haya que extraer muestras de toda la próstata de forma sistemática por lo que se realizan habitualmente doce punciones mediante aguja a través del recto, han informado a Europa Press fuentes del equipo que realiza esta prueba.

Esto puede originar un alto nivel de "falsos negativos" de la biopsia, lo que hace que sea necesario la repetición de la biopsia varias veces o la realización de biopsias más extensas en las que realizan mayor número de punciones (biopsia prostática "por extensión").

Por otro lado, se puede producir la detección de tumores de bajo riesgo, que no van a implicar en su devenir riesgo para la vida del paciente y que serán tratados con cirugía o radioterapia, lo que supone un "sobretratamiento".

Por ello las mismas fuentes han destacado la importancia del avance tecnológico que representa la resonancia magnética multiparamétrica la que se realiza esta nueva técnica, dado que con ella se puede identificar áreas con alta sospecha de cáncer en la próstata y mejorar la detección de los cánceres de riesgo.

Aún así, esto no era suficiente mejora porque realizar la biopsia guiada durante la realización de la resonancia magnética es un procedimiento "engorroso y largo".

Por ello, la nueva técnica "fusiona" la imagen de la resonancia con la que proporciona el ecógrafo transrectal (mediante un software diseñado) para guiar la aguja de punción al área que interesa.

Esta combinación de resonancia magnética multiparamétrica y la imagen que ofrece el ecógrafo transrectal es lo que se denomina "biopsia prostática por fusión".

Buena experiencia

La experiencia científica acumulada hasta la fecha, muestra como con este sistema de biopsia se detectan un 30 por ciento más de cánceres prostáticos de riesgo y un 20 por ciento menos de cánceres de bajo riesgo que con la biopsia convencional.

Según han explicado fuentes sanitarias existe un porcentaje "no desdeñable" de pacientes a los que se les diagnostica un cáncer de importancia clínica en la cuarta o quinta biopsia convencional, lo que conlleva que se repita la biopsia en muchos pacientes que no tienen cáncer y en los que la elevación progresiva del PSA se deba a procesos inflamatorios (por ejemplo prostatitis).

Así, se ha empezado a utilizar la resonancia magnética multiparamétrica en pacientes que tienen una biopsia de próstata convencional previa con resultado negativo para cáncer en los que el PSA sigue aumentando, "lo que es un dato preocupante".

De esta forma, la información que proporciona el radiólogo acerca de las imágenes de la resonancia resulta "fundamental" para decidir si merece la pena repetir la biopsia, y en caso de que lo sea, se realiza la "biopsia por fusión".

De este modo, el equipo ha señalado que se evitan biopsias innecesarias y, por otro lado, cuando es necesario repetir la biopsia, se hace con mayor precisión.

Todo ello redunda en dos ventajas fundamentales como la mayor exactitud en el diagnóstico y más comodidad, menos dolor y molestias para el paciente.

Los motivos son la reducción del número de biopsias al que se tiene que someter así como del número de pinchazos que hay que realizar en la biopsia para obtener una muestra válida y fiable.

Funcionamiento

En cuanto al funcionamiento de la biopsia por prostática por fusión, en primer lugar se realiza la selección del paciente que, como se ha explicado, son las personas que tienen biopsia convencional negativa pero el análisis del PSA sigue subiendo.

En estos casos se realiza previamente un estudio de resonancia magnética que permite obtener unas imágenes anatómicas y funcionales que determinarán donde se localiza un posible tumor.

El día del procedimiento de la "biopsia por fusión", las imágenes de la resonancia magnética se procesan mediante programa de ordenador y, de esta manera, en el momento del procedimiento, las imágenes de la ecografía se mueven automática y sincrónicamente con las de la resonancia magnética.

El tumor previamente localizado y marcado en la imagen guiará la aguja de biopsia al sitio exacto del cáncer prostático.

Otra ventaja adicional es que la biopsia se realiza por vía transperineal, es decir, no se punciona a través del recto, lo que disminuye el número de complicaciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento