Plataforma petrolífera
Imagen de una plataforma petrolífera. FORBES

El gobierno de Trump propone que se permita a diversas compañías petrolíferas usar fuentes sísmicas para buscar petróleo y gas bajo el suelo del océano Atlántico. El anuncio, además, coincide con el Día Mundial del Medioambiente.

Tal y como indica un anuncio federal que han publicado, se quiere conceder permiso a cinco compañías para que empiecen a sondear y perforar el terreno, lo que sería peligroso para muchas formas de vida marinas.

El gobierno de Obama prohibió este tipo de pruebas, mientras que Trump firmó un tratado en abril que parece abrir las puertas de par en par a las perforaciones. En la actualidad no hay ningún equipo perforador en la costa este de EE UU, y llevaría años de pruebas localizar el petróleo.

Ryan Zinke, el Secretario de Interior, declaró en una conferencia referente al tema que "es un motivo para estar entusiasmados. Es como si se alinearan los planetas, porque además de traer empleo va a levantar la economía considerablemente".

Por su parte, los ecologistas ya han condenado esta noticia. "Esas aguas pertenecen a los estadounidenses", denuncia Michael Jasny, director de la fundación conservacionista NRDC. "Las perforaciones y volver a dar prioridad a las energías fósiles es un paso hacia atrás y supondrá la destrucción de los ecosistemas marinos".