Macondo, memorias del conflicto colombiano
Una de las fotografías de Álvaro Ybarra incluída en el proyecto Macondo, memorias del conflicto colombiano. ÁLVARO YBARRA

Decía Gabriel García Márquez que "un hombre solo tiene derecho a mirar a otro hacia abajo, cuando ha de ayudarle a levantarse". Una de sus más celebradas novelas, Cien años de soledad, transcurría en un pueblo ficticio llamado Macondo. Y ese es también el nombre que ha adoptado el proyecto fotográfico del bilbaíno Álvaro Ybarra, Macondo, memorias del conflicto colombiano; para ayudar a la construcción de la paz a partir del conocimiento de la memoria de lo sucedido.

"En Macondo he querido contribuir al conocimiento de un legado de violencia, odio y desconsuelo que no puede quedar en el olvido", dice el ganador del World Press Photo. "El conocimiento de la memoria de lo sucedido es más necesario que nunca para poder superar el monólogo del miedo y la confrontación y plantear un diálogo de perdón y reconciliación", añade.

El proyecto, que ha pasado con éxito por Bogotá y Nueva York, recala estos días en Madrid y podrá verse en la sede de Efti (Centro Internacional de Fotografía y Cine) hasta el próximo 25 de julio, para luego seguir su periplo por otras ciudades como México, Buenos Aires y Lima.

Un país de espaldas al conflicto

A los familiares de los desaparecidos lo que más les duele es el silencio

Macondo es el fruto de 16 años de trabajo constante y comenzó cuando Ybarra visitó Colombia y recibió un encargo para hacer fotografías en el Chocó, una de las zonas más afectadas por la pobreza y la guerra, donde se había producido un desplazamiento masivo por el conflicto armado.

"Allí me encontré con otra Colombia, completamente diferente de la de la ciudad. En otros países la guerra era visible, pero en Colombia yo me preguntaba cómo sucedían estas cosas en un lugar y el resto del país vivía como si no pasara nada", dice este fotógrafo acostumbrado a tomar el pulso a numerosos conflictos bélicos en lugares como Ruanda, Irak o Ucrania.

Durante estos tres lustros, ha vivido con la guerrilla de las FARC-EP teniendo acceso a lugares y personas que ningún otro fotógrafo había conseguido plasmar, conviviendo con víctimas de ambos bandos, con el ejército y con la población de las zonas más conflictivas.

Para Ybarra, llegar a la paz pasa por construir memoria. "He trabajado con familiares de desaparecidos, y lo que más les duele a ellos es el silencio, la falta de respuestas. Son conscientes de que la verdad de lo sucedido duele, pero ese dolor es un paso necesario para poder perdonar", sentencia.

Una guerra donde pierden los civiles

Y las cifras hablan por si solas: según el Centro Nacional de la Memoria Histórica, el conflicto civil colombiano lleva un balance aproximado de 220.000 muertos, 60.000 desaparecidos y más de 6 millones de desplazados internos. De esas muertes el 81,5 por ciento corresponde a civiles y el 18,5 por ciento a combatientes, es decir, que aproximadamente ocho de cada diez muertos han sido civiles. El año pasado el país aprobaba un Acuerdo de Paz con la guerrilla de las Farc, después de cinco décadas de guerra.

Miembro de la prestigiosa agencia Getty Images y colaborador habitual de la revista TIME, Ybarra ha donado este proyecto al patrimonio histórico de Colombia bajo la supervision de la Fundación Gabriel García Márquez, que lo pondrá a disposición de quien quiera consultarlo. Asimismo Macondo cuenta con una plataforma online (macondoproject.com) que ofrece la libre consulta del archivo fotográfico, la versión digital del catálogo y el histórico de conferencias e iniciativas populares relacionadas con el proyecto.