El arzobispo de Granada, Francisco Javier Martínez, será juzgado hoy , miércoles, por presuntas injurias, calumnias, acoso moral, lesiones y coacciones a un sacerdote. Será el primer prelado español en el banquillo de los acusados. Lo juzgará el titular del Juzgado de lo Penal 5, Miguel Ángel Torres, instructor hasta el pasado verano de la operación Malaya contra la corrupción urbanística en Marbella.

La vista oral ha levantado una gran expectación y será seguida por una treintena de periodistas. Martínez ya prestó declaración durante la instrucción del caso, en junio de 2006, y en aquella ocasión contó con el apoyo de varias decenas de fieles que aguardaron su salida rezando el rosario.

El cura denunció al arzobispo por haberlo acusado en una carta de una apropiación indebida relacionada con su trabajo de archivero, así como de quedarse con los derechos de propiedad intelectual de un libro sobre la Catedral de Granada.