Unos 60 policías locales patrullan una ciudad de unos 600.000 residentes cuando la mayoría de ellos duerme. En ese dato se incluyen tanto los agentes destinados en las ocho jefaturas de la capital como los de dispositivos centralizados (atestados, grúa, escoltas, teléfono 092, etc.).

Sin embargo, la presencia y disponibilidad policial en seis distritos es escasa: Ciudad Jardín, Bailén-Miraflores, Palma-Palmilla, Puerto de la Torre, Churriana y Campanillas cuentan con dos agentes.

En el centro de la ciudad hay entre 12 y 14, mientras que el resto (Este, Cruz de Humilladero y Carretera de Cádiz) cuentan con cuatro cada uno, según datos del sindicato policial UPLB y PSOE.

Dos cuerpos

Respecto a la Policía Nacional, las 49 nuevas incorporaciones van a reforzar en parte el despliegue por las noches en la capital (en toda la jornada hay 1.492 agentes de este cuerpo en la capital y 980 de Policía Local). La Policía Nacional, que no informa sobre su despliegue, tiene la competencia de velar por la seguridad ciudadana, mientras que la Local sólo colabora en ello.

El secretario general de UPLB, Francisco Corpas, destaca que se está haciendo un esfuerzo «importante» en reforzar los agentes locales por la noche, pero recuerda que la ciudad no cumple la ratio de dos policías locales por cada 1.000 habitantes (faltan 220 efectivos para alcanzar esta meta, fijada en 1999).

«No se trata de quitar agentes de mañana -hay 322 de 7 a 15 horas- y destinarlos a la noche o reducir los del Centro», explica Corpas.

"Bastantes, pero falta un mando"

El portavoz del Sindicato Independiente de la Policía Local, José Javier Puerta, considera que los efectivos destinados a la noche son bastantes, «pero debe constituirse una unidad centralizada para las madrugadas que cuente con un mando al cargo que coordine mejor».

Según Puerta, durante las noches se hacen más servicios relacionados con la seguridad ciudadana, además de intervenciones por ruidos y vados ocupados.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE MÁLAGA.