La niña de 12 años que había desaparecido el pasado lunes en la localidad coruñesa de Bergondo ya está en su casa. Tras una intensa búsqueda, con un dispositivo de unas 120 personas, la menor fue encontrada hoy pasadas las nueve de la mañana en el domicilio de un vecino, a 600 metros de su casa. Según explicó el concejal de Seguridad Ciudadana de la localidad, Javier Santos, un vecino avisó de que la pequeña se había escondido en el bajo de su vivienda, escondida tras unos sofás, tras estar desaparecida durante casi dos días y ante la desesperación de sus padres.

"Se encuentra bien", explicaron tras ver a la pequeña. Al parecer, según fuentes municipales, estuvieron a punto de encontrarla ayer por la noche, pero la niña se les escapó. "Durante estos días debió de alimentarse de las manzanas que hay en los terrenos de la zona", dijeron desde el Ayuntamiento bergondés. "Es muy espabilada", apuntó el concejal Javier Santos.

La familia de la niña, que reside en la localidad coruñesa de Guísamo, denunció la desaparición el lunes, a las 23.30 horas. La niña ya había protagonizado el pasado año un episodio como éste. 

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA