Las obras de mejora de la pasarela peatonal de la calle Caballeros obligarán a que los conductores pierdan un carril de Alfonso Molina de 23 horas a siete de la mañana.

Con este horario de trabajo, los operarios tratarán de minimizar los efectos de las obras en la circulación de la zona, que a primera hora de la mañana registra gran volumen de tráfico.

Estos trabajos pretenden restaurar una estructura castigada por el paso del tiempo que conecta ambas estaciones, además de proceder a un repintado.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE A CORUÑA