La amenaza del terrorismo internacional empieza a retroceder en algunos campos, pero internet es un arma potente utilizada para reclutar a combatientes y debe controlarse mejor, según dijo el martes el nuevo jefe antiterrorismo de Naciones Unidas.

"Internet es una verdadera preocupación, y no creo que tengamos la solución todavía," dijo Mike Smith, un australiano que comenzó el lunes su trabajo como responsable de la Dirección Ejecutiva Antiterrorismo de Naciones Unidas en Nueva York.

Internet es un arma potente utilizada para reclutar a combatientes y debe controlarse mejor

"En los viejos tiempos, los extremistas tenían que cruzar fronteras para planear o atacar lugares. En la actualidad, muchas de esas cosas pueden ocurrir en internet: pueden dar instrucciones, pueden coordinarse, pueden reclutar a través de esas páginas web jihadistas," explicó Smith.

Smith, de 58 años, antiguo embajador australiano antiterrorismo, sustituye en la ONU al español Javier Rupérez, y dijo que le gustaría que el organismo mundial liderase una campaña de concienciación mundial contra la militancia que asistida por internet, utilizando educación en las escuelas y agencias de Naciones Unidas como la UNESCO.

"La gente tiene que saberlo, las comunidades tienen que ser saberlo, la gente que lleva cibercafés, grupos juveniles y cosas semejantes necesita tomar algunas medidas, o estar alerta y preparados para hablar con las autoridades cuando vean algo que les preocupa," dijo.

Smith, que posee la categoría de asistente del secretario general, tiene como tarea fomentar la cooperación antiterrorismo entre los estados miembros y promover la cooperación en medidas decididas por el Consejo de Seguridad.