El Pontevedra, sin complejos y con la moral reforzada tras superar la crisis de resultados que sufrió en octubre -donde sólo sumó dos puntos de quince posibles-, intentará aprovecharse del mal momento del Zaragoza para dar la sorpresa en la ida de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

El equipo que dirige Xabi Gracia confía en que las últimas dos victorias ligueras tengan continuidad ante un Zaragoza que no atraviesa un buen momento, después de encadenar dos derrotas consecutivas en Liga y caer eliminado en la Copa de la UEFA, pero que en los últimos años siempre ha logrado éxitos en la Copa del Rey.

El entrenador del Real Zaragoza, Víctor Fernández, ha señalado que el problema de los equipos de Primera División en la Copa del Rey es que tienen que saber interpretar estos partidos contra conjuntos de inferior categoría, como el que jugará el miércoles su equipo.

"Los antecedentes y la historia dicen que a los de superior categoría les resulta difícil adaptarse a estas circunstancias por mucho que haya una gran labor de mentalización y los equipos inferiores siempre quieren hacer el mejor partido del año. El nivel de motivación, incluso de la propia afición, son factores que hacen crecer mucho el rendimiento del equipo", destacó el preparador aragonés.

Víctor Fernández se lamentó de las numerosas bajas en defensa que han acuciado al equipo en las últimas jornadas y que continúan para este enfrentamiento, ya que dijo que la zona zaguera es la que menos le gusta tocar. El Real Zaragoza cuenta con las bajas por lesión de los defensas Sergio Fernández, Francisco Pavón, Luis Carlos Cuartero, Juan Francisco García "Juanfran" y la de los centrocampistas David Generelo y Francelino Matuzalem.

El nivel de motivación, incluso de la propia afición, son factores que hacen crecer mucho el rendimiento del equipo"

La única ausencia de la convocatoria por decisión técnica ha sido la del guardameta titular César Sánchez, lo que supondrá que sea Javier López Vallejo el titular en Pasarón mientras que Miguel Martínez ocupará el banquillo. Además tiene algunos jugadores "tocados", entre ellos los delanteros Diego Milito y Ricardo Oliveira, éste último que se ha resentido del esguince de tobillo que sufre, por lo que Víctor Fernández ha convocado a 18 jugadores en lugar de los 16 que permite inscribir en el acta el reglamento, dos de ellos, Raúl Goni y Oscar Valero, del filial.

Víctor Fernández, que comentó que su equipo debe tomarse el partido "con gran seriedad", añadió que el Pontevedra es "un gran equipo" del que conoce la ambición de su presidente. "Es un club que en los últimos años está realizando un gran esfuerzo por subir de categoría. Tiene un presupuesto muy alto, lleva varios años que ha quedado eliminado en las últimas fases de la promoción de ascenso y lo está rozando constantemente, por lo que creo que algún día lo va a conseguir porque además tiene equipo para ello, independientemente de que ahora no esté en los primeros lugares de la clasificación", señaló.

En el Pontevedra, la principal novedad será la entrada del portero Mikel Saizar, habitual en la Copa, en detrimento del francés Nicolás Bonis, mientras que en defensa la pareja formada por Alejandro Vázquez y Sergio Castaño volverá a repetir en el eje de una zaga, que completarán Juan Carlos Duque en el lateral derecho y Jonay Hernández en el izquierdo.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE ZARAGOZA