Uber
Vista de un teléfono móvil donde anuncia el servicio de la empresa Uber. EFE

La compañía Uber ha sido objeto de críticas en la red después de que se produjera un "aumento de precios" en sus tarifas tras el atentado que este sábado se produjo en el corazón de Londres.

Los usuarios reaccionaron a unos precios "inflados" que coincidieron con el ataque en el que una furgoneta atropelló a veinte personas en la capital británica.

La reacción por parte del director general de Uber, Tom Elvidge, fue asegurar que no cobrarían los viajes a las personas que dieran uso de sus servicios en las zonas cercanas al atentado. También defendió la postura de la compañía.

Las tarifas de Uber están calculadas para subir o bajar en funcion de la demanda. Ese modelo, que ha despertado cierta controversia, suele suspenderse en casos extremos y emergencias.

Eso sí, Uber esta vez ha sido criticada por no reaccionar lo suficientemente rápido.

Según recoge la CNN, las primeras llamadas urgentes a los servicios de la compañía en Londres se produjeron en torno a las 22.08, y Uber no confirmó que deshabilitaba la subida de precios en la zona cercana al ataque hasta las 22.50.