La Policía Local de Vigo denunció, durante el mes de octubre, a más de 4.000 conductores que fueron sorprendido por los radares cuando sobrepasaban los límites de velocidad en varios viales de ciudad y dichas denuncias fueron acompañadas de propuesta de retirada de un total de 9.531 puntos.  

Así lo confirmó hoy el concejal de Tráfico y Seguridad de Vigo, Xulio Calviño, quien explicó que estas sanciones fueron impuestas por infracciones cometidas en el túnel de Beiramar, la Avenida de Samil, la Avenida de Europa, el segundo cinturón de circunvalación, la Avenida de Castrelos o la Avenida de Clara Campoamor.  

En el caso de estos radares, se produjo una media de cuatro denuncias por hora, aunque las cifras más importantes son las que corresponden a la cabina de Avenida de Samil, que registró una media de 12,71 infractores cada hora, seguida de la Avenida Campoamor en sentido ascendente (subida al campus universitario), con 9,73 denuncias por hora.  

Calviño consideró "muy positivamente" la aplicación del carnet por puntos en la ciudad ya que, en comparación con el mes de septiembre, la media de denuncias por exceso de velocidad ha descendido en todos los viales, salvo en la Avenida de Samil, una circunstancia que el concejal explicó por la "percepción de los conductores de que sólo se debe cumplir cuando hay mucho transeúnte". 

Velocidades máximas  

Las velocidades máximas registradas durante el mes alcanzaron los 174 kilómetros por hora en el segundo cinturón, donde la velocidad está limitada a 80 kilómetros por hora. En el caso de zonas como el túnel de Beiramar, la Avenida de Clara Campoamor o la Avenida de Europa, el límite está en los 50 kilómetros por hora, pero se detectaron velocidades de hasta 124 kilómetros por hora (en la Avenida de Europa).  

La Avenida de Samil tiene la velocidad limitada a 40 kilómetros por hora y, sin embargo, se han llegado a alcanzar velocidades de casi 100 kilómetros por hora.

Según reflejan las estadísticas, los accidentes más graves ocurridos en esa zona de playas, se produjeron fuera de la época estiva, lo que explicaría el aumento de denuncias en el mes de octubre .  

La detracción de los puntos no es competencia de la Policía Local, sino que ésta hace la propuesta cuando impone la multa. Además, su resolución suele prolongarse durante meses porque muchos de los conductores recurren dicha sanción. 

Otras infracciones

A las multas por exceso de velocidad hay que añadir otras sanciones que también suponen la propuesta de retirada de puntos por parte de la Policía Local, como el caso de las tasas de alcoholemia elevadas o la conducción "manifiestamente temeraria".

Por estos motivos se impusieron 38 sanciones, que supondrían la retirada de 228 puntos, ya que son infracciones que implican la retirada de 6 puntos.  

Por una tasa de alcohol menor, aunque por encima de lo permitido, se retiran cuatro puntos, y se pusieron 14 multas (56 puntos en total), y por no respetar los semáforos en rojo, se impusieron 143 sanciones, que supondrían la retirada de 572 puntos. En el caso de no llevar casco el conductor o acompañante en un ciclomotor, la multa es de tres puntos y se denunció a 110 personas (330 puntos).  

Con respecto a la cifra total de accidentes registrados en las zonas donde se ubican los controles de velocidad estáticos (radares fijos) en lo que va de año, ésta asciende a 40 siniestros, frente a los 52 que hubo en todo el año pasado.

En todo caso, la Avenida de Clara Campoamor es la única que registra un aumento en el número de accidente (un 433,33 por ciento más) lo que, según Calviño, indica que "sigue siendo aconsejable limitar la velocidad a 50 en ese vial".

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE VIGO