La Fiscalía de Alicante pedirá al fiscal general del Estado, Conde Pumpido, que cree en la provincia de Alicante una plaza para un fiscal antimafia. Su función, a la que estaría dedicado en exclusiva, se centraría en erradicar el asentamiento de grupos criminales organizados en la provincia (150).

El objetivo es agilizar las investigaciones, que ahora dependen de la Audiencia Nacional, al tener un contacto directo con las Fuerzas de Seguridad de aquí.

La mayoría de las bandas está compuesta por menos de 10 efectivos, suelen usar como tapadera el negocio inmobiliario para blanquear el dinero que ganan con la prostitución y provienen del Este, China y Lationamérica