Si está pensando casarse por lo civil en el Ayuntamiento de Sevilla, póngase a la cola. Hasta enero no queda ni un fin de semana libre para contraer matrimonio. Además, marzo y mayo también están completos.

Los que han tenido más suerte son las 399 parejas que en lo que va de año ya se han casado o han solicitado darse el sí quiero en el Consistorio. «Se casan muchos jóvenes aunque también parejas de 60 años que ahora formalizan su unión. Cada vez lo hacen más gays y alguna que otra pareja de lesbianas», explican en el Registro.

Durante 2006 fueron 435 las parejas que eligieron el salón Colón del Consistorio para casarse, frente a las 362 que lo hicieron en 2005, muchas si las comparamos con las 24 de 1996.

En el Ayuntamiento una pareja se puede casar todos los fines de semana del mes, excepto los festivos, Semana Santa y Feria.

 

Al día se celebran 7 bodas. La ceremonia dura 15 minutos y hay 30 minutos entre acto y acto

Sólo se celebran enlaces los viernes, desde las 17 a las 20 h, y los sábados, de 11.30 a 13.30 h. Las horas preferidas de los contrayentes son las 19.30 y las 20 h del viernes o las 13 ó 13.30 h del sábado, obviamente las que ya no quedan libres en la agenda Ayer sólo quedaban horas sueltas en enero, febrero y marzos.

Los meses estrellas para sellar el amor son los de primavera, de marzo a junio.

Elija quién le casa
Aunque se puede elegir el concejal que queremos que nos case, la mayoría de las parejas «manifiesta que les da igual», dicen en el Registro. Si no tienen preferencia, los casa el concejal del Equipo de Gobierno que ese día esté de guardia. Si la pareja desea que les una uno concreto son ellos los que deben llamar a su secretaria y ponerse de acuerdo, según la agenda del político.

Paso a paso

Para darse el sí quiero en el Salón Colón, lo primero que debe hacer es acudir al Registro Civil para iniciar el expediente administrativo. Una vez que cumplimente todos los documentos, el juez le firmará el auto, es decir, una autorización que deberá entregar en el Registro del Ayuntamiento. Tiene una validez de un año. Las parejas no tienen que pagar nada. El Ayuntamiento se encarga del protocolo y hasta de la música. Lo único que está prohibido es arrojar arroz y pétalos dentro del edificio municipal.