Theresa May
La primera ministra, Theresa May, en una comparecencia un día después de los ataques en Londres. EFE

La primera ministra británica, Theresa May, ha descartado que los últimos ataques que ha vivido en menos de tres meses el Reino Unido estén conectados entre sí, aunque ha apuntado a "una nueva tendencia: el terrorismo llama al terrorismo. Los atacantes se ven inspirados. Aparte de autorradicalizarse, se copian unos a los otros. No debemos fingir que las cosas pueden seguir como hasta ahora. Tienen que cambiar".

Así lo ha asegurado tras reunirse este domingo del comité de emergencias Cobra, en el que participa la cúpula de la seguridad y de la inteligencia británicas.

Asimismo, ha propuesto revisar la legislación antiterrorista en el Reino Unido para luchar contra la "malvada ideología" del extremismo islámico. La jefa de Gobierno se ha mostrado partidaria de tomar nuevas medidas para evitar la radicalización a través de internet, asegurar que la policía cuenta con las capacidades necesarias para combatir la amenaza terrorista y establecer penas más duras para algunos delitos.

"Hay demasiada tolerancia hacia el extremismo en nuestro país", ha dicho May en una comparecencia ante el número 10 de Downing Street, su residencia oficial en la capital británica.

La primera ministra ha indicado que la organización de los tres ataques que han tenido lugar en estos últimos meses no está conectada, pero guardan entre ellos la relación de estar instigados por el extremismo islámico, una ideología que "predica el odio, busca la división y promueve el sectarismo". "Derrotar a esa ideología es uno de los grandes retos de nuestro tiempo, pero no se puede hacer tan solo con intervenciones militares", afirmó.

Por ese motivo, la dirigente conservadora estableció como una prioridad "regular el ciberespacio", con la colaboración de la comunidad internacional, para tratar de "apartar esta violencia de las mentes de las personas y hacerles entender nuestros valores". El Reino Unido debe además acabar con los "lugares seguros" para los extremistas en el "mundo real.

"Debemos hacernos más robustos a la hora de identificar y señalar (el extremismo), tanto en el sector público como en el sector privado. Eso requerirá en ocasiones mantener algunas conversaciones difíciles, en ocasiones embarazosas, pero el país necesita actuar unido luchar contra este extremismo", afirmó.

La primera ministra, que aspira a ganar las elecciones generales del próximo jueves, esgrimió que es necesario revisar la estrategia antiterrorista en el Reino Unido para asegurarse de que la policía y los servicios de seguridad cuentan con los "poderes" que requieren para actuar de forma efectiva.

May aseguró que contempla ampliar la duración de las condenas por algunas penas relacionadas con el terrorismo, "incluso aquellas sobre delitos aparentemente menores".

Por otro lado, ha indicado que tanto conservadores como laboristas han decidido suspender este domingo la campaña electoral, pero que se reanudará este lunes. "Como señal de respeto, tanto laboristas y conservadores hemos suspendido por hoy nuestra campaña, pero nunca hay que permitir que la violencia interrumpa nuestro proceso democrático. Por tanto, las campañas se reanudarán mañana (por este lunes) en su totalidad y las elecciones se celebrarán el próximo jueves, como estaba planeado", ha dicho.

"Actos de terrorismo"

Momentos después del ataque, la primera ministra británica ya confirmaba que se trataba de "potenciales actos de terrorismo". "El terrible incidente de Londres está siendo tratado como un potencial acto de terrorismo", afirmó May.

May se encuentra en plena recta final de la campaña de las elecciones legislativas del próximo jueves, 8 de junio, en la que su partido, el Partido Conservador, se disputa el Gobierno con el Partido Laborista de Jeremy Corbyn.

Precisamente Corbyn también ha reaccionado ya ante los "brutales y chocantes incidentes" de Londres. "Mis pensamientos están con las víctimas y sus familias. Gracias a los servicios de emergencia", ha apuntado a través de su cuenta oficial en Twitter.

También el alcalde de Londres, Sadiq Khan, ha reaccionado a estos posibles atentados a través de Twitter y ha informado de que está en contacto con la comisaria de la Policía Metropolitana. Khan aprovecha para remitir a la cuenta oficial de la Policía Metropolitana, @metpoliceuk para mantenerse informado sobre lo ocurrido en el Puente de Londres, el Mercado de Borough y el barrio de Vauxhall.