La cámara anecoica de Microsft
La cámara anecoica de Microsft, la sala más espaciosa del planeta. Microsoft

La empresa Microsoft se supera sí misma y ha creado la cámara anecoica, una sala que es capaz de absorber la mayoría de los sonidos, provocando un silencio casi completo, que produce tal tensión en nuestro cerebro que incluso puede llevarnos a la locura.

Este espacio ha sido creado exclusivamente para que todas las superficies que lo conforman, suelo, paredes y techo, capten la totalidad de las reflexiones que producen las ondas acústicas o electromagnéticas, tal y como explica Gizmodo.

Además, la cámara está totalmente aislada de cualquier ruido o influencia sonora, simulando las condiciones acústicas de un campo en abierto, libre de sonidos. La sala tiene un rango de frecuencias de 200 Hz a los 20 kHz con una absorción del 95%.

Esto es posible gracias a las seis capas, de 30 centímetros de grosor cada una, que cubren la cabina y que ayudan a reducir el ruido del exterior. En el momento en el que un humano entra en la cámara, su voz deja de sonar porque no rebota en las paredes.

Sin emabrgo, la cámara anecoica ya fue creada en 2012 por los Laboratorios Orfield (Minnesota), e incluso llegóa antrar en el Libro Guinness de los Récords como el primer lugar en el planeta con una absorción del 99,99% de los sonidos.

Fue entonces cuando plantearon una cuestión crucial: nadie podía permanecer más de 45 minutos en un silencio imperante.

El motivo se debe a que al pasar tanto tiempo en una sala con dichas características, puede llegar a provocar tensión en el cerebro hasta el punto de conducir a la locura, ya que, al eliminar casi por completo el sonido de un espacio, nuestro oído hace todo lo posible por encontrar una nueva fuente de sonido, según las explicaciones de los investigadores.

Ante esto, nuestro cuerpo hace de generador de los latidos del corazón, nuestras tripas o nuestra propia respiración. Lo que puede acabar en que la mente pierda el control.

Esos 45 minutos fueron el límite que pudo soportar la persona que más tiempo estuvo dentro de la cámara...antes de mostrar síntomas de locura.