Reclusos decorando el Hospital Trueta
Reclusos de la prisión de Girona decoran el Hospital Trueta. Una actividad practicada también para acercarlos al mundo del arte Bàrbara Julbe

“La ruta de los sabores”. Así es como se denomina el ciclo de 4 conversaciones entre Luís Llamas, cocinero del restaurante La Penyora, y una persona relacionada con el mundo del arte, como un violonchelista, un actor, un crítico de arte o un músico. Un ciclo que pretende acercar “La cultura de los sentidos” -que une arte y gastronomía- a unos 80 presos de Girona.

El actor Pep Cruz, el músico Alfonso Vilallonga, el crítico de arte Eudald Camps y el violonchelista Josep Bassal son las cuatro personas que mantendrán un diálogo con el cocinero Luís Llamas sobre diferentes aspectos relacionados con la gastronomía y el arte.

Las cuatro conferencias pretenden que a partir de la alimentación se eduque cultural y socialmente

Precisamente Luís Llamas, el coordinador del proyecto, ha explicado que esperan que esta actividad sea “aparte de una distracción, una experiencia muy enriquecedora, también para nosotros”.

Los cuatro diálogos que mantendrán tratan sobre temas tales como: "La familia, del nomadismo a la mesa familiar”, “La cultura en la cocina”, “El viaje. La incesante ruta del intercambio de sabores” y “La caza y la halconería, la conservación de los alimentos. La caza como una incesante del hombre”. Las conversaciones tendrán lugar los días 12, 13, 19 y 20 de noviembre en la prisión de Girona.

“Aunque la prisión sea una institución cerrada, donde los internos están privados de libertad, intentamos que culturalmente sea abierta. No ponemos muros en las mentes de los alumnos”, ha explicado una de las profesoras de los reclusos, que forma parte del Centro de Formación de personas adultas Pompeu Fabra.

Por este motivo, destaca que los internos siempre “muestran mucho interés en aumentar su cultura” y asegura que iniciativas de este tipo tienen mucho éxito entre loa reclusos.

CONSULTA AQUÍ MÁS NOTICIAS DE GIRONA