En Brasil, la historia de un pequeño héroe ha dejado a todos sorprendidos.

Un niño de cinco años, disfrazado de Spiderman, descubrió que un bebé estaba atrapado en un incendio y se lanzó a salvarle.

Riquelme sueña ahora con ser bombero

Dicen que el traje no hace al hombre, pero sí al héroe. A sus cinco años, el pequeño brasileño ya ha salvado una vida.

Las llamas devoraban la casa, cuando Riquelme, vestido con su traje de hombre araña, llegó para salvar del fuego a un bebé de 22 meses.

Riquelme cumplió su misión, y ahora sueña ya con ser bombero. Recibe el cariño y admiración de todos sin quitarse su traje de hombre araña.