Concesionarios
Las marcas, a examen Faconauto

Las marcas Peugeot, Toyota y Porsche son las marcas de volumen, generalista y Premium más valoradas, respectivamente, por su red de concesionarios a la hora de evaluar aspectos tan importantes como la rentabilidad del negocio, la fiabilidad del producto, la eficacia de las políticas de distribución y márketing, el servicio de recambios o la formación, entre otros capítulos, según revela la segunda edición del estudio sobre “La Satisfacción de los Concesionarios Españoles con las Marcas Representadas” elaborado por la consultora InterBen para Faconauto, federación de asociaciones de concesionarios, con motivo de su XVII Congreso Nacional de Distribución de Automoción, celebrado en Madrid hace unos días.

El estudio -realizado a partir de una muestra de casi 400 concesionarios pertenecientes a un total de 22 marcas– incorpora este año como novedad un análisis de las marcas en tres categorías: de volumen (con ventas superiores a 100.000 vehículos en España); premium (especialistas) y, finalmente, generalistas, que incluyen a aquellas marcas asiáticas que se consideraron por separado en el estudio realizado en 2006.

Así, las cinco marcas mejor valoradas por sus respectivos concesionarios son Porsche, Toyota, Volvo, Mercedes y Land Rover. En total, son siete las marcas que obtienen una valoración satisfactoria por parte de sus redes de distribución: Porsche (3,75 puntos), Toyota (3,40 puntos), Volvo (3,27 puntos), Mercedes Benz (3,16 puntos), Land Rover (3,12 puntos), Hyundai (3,02 puntos) y BMW (3,02).

En términos comparativos, las cinco marcas que más suben en el ránking general de satisfacción con respecto al pasado año son Land Rover, Peugeot, Jaguar, Seat y Mercedes. Por el contrario, Honda, Opel, BMW, Chrysler y Volkswagen son las marcas que protagonizan un descenso más acusado en esta segunda edición del estudio.

Concesionarios más insatisfechos con su rentabilidad
El informe revela que la valoración general que los concesionarios realizan de su negocio no es "muy optimista", ya que la mayoría opina que la concesión no es, en términos generales, una inversión con una buena rentabilidad.

Sólo un 14% de los concesionarios se siente satisfecho con la rentabilidad y más de la mitad se muestra insatisfecho con este capítulo económico. Tan sólo los concesionarios de Toyota, Porsche, Jaguar, Chrysler y Mercedes aseguran obtener una rentabilidad algo satisfactoria de su marca, aunque con una valoración que no supera el umbral del "neutral" (entre 3 y 3,5 puntos).

El estudio muestra que esta ausencia de rentabilidad se centra principalmente en los concesionarios de las marcas de volumen. Así, casi la tercera parte de estos distribuidores se siente totalmente insatisfecho con la rentabilidad obtenida, aunque en niveles menores que en 2006, cuando el 40% reconocía su total insatisfacción. Contrariamente, tan solo un 12% de los concesionarios especialistas valoraron de forma negativa este indicador, aunque en este caso la insatisfacción ha aumentado respecto al año pasado (7%).

Lo más y lo menos valorado
Las políticas del fabricante y áreas de gestión mejor valoradas este año son las ligadas directamente al producto, el servicio de recambios, la política de distribución, la formación en el área de reparación y el servicio de financiación.

Las áreas peor valoradas están relacionadas con el sistema informático de soporte a la gestión, el gerente de postventa que atiende a los concesionarios, el sistema de incentivos, la atención a las sugerencias de los concesionarios y el programa de vehículo de ocasión.